Acupuntura, terapia con agujas

acupunturaSegún la medicina tradicional china el dolor y la enfermedad se originan cuando existe un desequilibrio entre las dos fuerzas que rigen el cuerpo humano, el ying y el yang. Este desequilibrio bloquea el flujo de la energía vital Chi o Qi  causando dolor, malestar y enfermedades, El Qi  fluye por el organismo a lo largo de una red de canales llamados meridianos que pueden manipularse para alcanzar la salud física, mental y espiritual. La OMS promueve el desarrollo de la acupuntura, tanto a nivel práctico, como de investigación.

Una de las terapias recomendadas para combatir el dolor y la enfermedad provocadas por ese desequilibrio es la acupuntura. Básicamente, la acupuntura consiste en insertar una serie de agujas muy finas en la piel, a distintas profundidades, para estimular puntos específicos del cuerpo. De esta manera se liberan una serie de sustancias químicas que reducen, o eliminan las sensaciones dolorosas y que restauran el flujo de energía en el organismo.

Existen más de 1000 puntos de acupuntura conectados por meridianos. Cada uno de ellos se corresponde con un órgano o sistema orgánico. Para estimular la energía que corre por los meridianos, el acupuntor aplica agujas, calor, presión y otros tratamientos en uno o más lugares de la piel para provocar cambios en el funcionamiento físico del organismo. Las agujas, que habitualmente se introducen a una profundidad de entre uno y tres centímetros pueden ser manipuladas con las manos, mediante estímulos eléctricos o aplicación de calor, dependiendo del síntoma o afección que se esté tratando.

Se recomienda el uso de la acupuntura para paliar los efectos del insomnio, la ansiedad, las cefaleas y migrañas, y los trastornos musculares. También se usa contra la sinusitis, esguinces y torceduras, problemas de riñón, inflamaciones de garganta, trastornos uterinos, reumatismo, afecciones estomacales, oculares y del oído.

La acupuntura como terapia complementaria

Que la importancia de la acupuntura como terapia contra el dolor sea reconocida por gran parte del colectivo médico, no significa que pueda usarse como tratamiento único. Nunca cambies el tratamiento que te ha recetado tu médico por un tratamiento de acupuntura, úsala sólo como complemento. En todo caso consulta con el doctor antes de recurrir a esta terapia alternativa.acupuntura

Si se utiliza como terapia complementaria en muchos tratamientos de medicina convencional es porque favorece la relajación del paciente y la disminución de la cantidad de fármacos que debe tomar. La acupuntura puede, en algunos casos, utilizarse como analgésico y anestésico ya que estimulando ciertos puntos del cuerpo se liberan endorfinas, lo que produce un efecto similar a la administración de morfina. Pero no ha quedado demostrado que sirva para curar enfermedades.

Muchas personas sienten pánico a la agujas pero las agujas de acupuntura tienen poco que ver con las agujas usadas en las extracciones de sangre o en inyecciones. Al no tener que extraer ni introducir ningún líquido, las agujas de acupuntura son más finas que las utilizadas en los hospitales. Son de acero, ligeramente flexibles y pensadas para deslizarse en el organismo sin lesionar los tejidos.

La sensación que provoca la inserción de agujas de acupuntura depende de la habilidad del profesional y de la relajación del paciente. En buenas manos, la inserción de agujas de acupuntura no suele ser más dolorosa que un ligero pellizco o una sensación de hormigueo, que desaparece rápidamente. Por mi experiencia os diré que, pese a que soy una persona a la que todo le duele y le molesta, la sensación del pinchazo de una aguja de acupuntura se parece más a una caricia un poco brusca que a una aguja de hospital.
¿Funciona la acupuntura?

La mayoría de las personas que recurren a la acupuntura para tratar dolores musculares crónicos, asegura sentir alivio tras algunas sesiones. Para muchos eso significa que la acupuntura funciona pero otros muchos consideran que hay diferentes razones para ello sin que la acupuntura tenga que ver.

Algunos estudios científicos han demostrado que las agujas de la acupuntura, al clavarse, estimulan la liberación de sustancias químicas analgésicas que se encuentran de forma natural en el cuerpo humano. Estas sustancias ayudan a relajar los músculos en estado de tensión y alivian el dolor de lesiones musculares. Pero sin ir más allá, es decir sin curar ninguna lesión. En muchos tratamientos de acupuntura, la inserción de agujas se complementa con ligeras descargas eléctricas lo que daría lugar a una. Pero la estimulación eléctrica subcutánea no es acupuntura sino un tratamiento médico probado y recetado para el dolor crónico. No es acupuntura porque puede aplicarse perfectamente sin agujas insertadas en la piel.

acupunturaLas mejoras que muchos pacientes notan con el uso de la acupuntura, podría deberse también, según muchos científicos, al efecto placebo. Es decir, el paciente está convencido de que la acupuntura le va ayudar, sobre todo si se la ha recomendado un médico o cualquier otra figura de autoridad. Tal es su convencimiento que después de pocas sesiones notan una gran mejoría. El problema es que no es una mejora real sino un efecto producido por su propia fe en que funcionará. O sea, resultado es positivo pero no se debe al tratamiento, sino al efecto del subconsciente por lo que el trastorno o el dolor reaparecerán en poco tiempo.

Beneficios y riesgos de la acupuntura

Una de las grandes ventajas de la acupuntura es la ausencia de efectos secundarios. Un tratamiento aplicado por un profesional cualificado que utiliza material esterilizado no debe tener ninguna complicación. Puede que aparezca un morado en el punto donde ha estado clavada la aguja, pero no causa ninguna molestia y desparece al cabo de unos días. En cualquier caso, es necesario informar al médico acupuntor de cualquier trastorno que afecte al paciente. Por ejemplo si está embarazada, si usa marcapasos, si padece alguna adicción o un proceso infeccioso. Así se reduce cualquier posible riesgo.

Muchas veces aparece una mejora en trastornos que aparentemente no estaban relacionados. Una persona con jaquecas puede sorprenderse por el alivio de su estreñimiento. Otra persona con ansiedad puede ver como dejan de molestarse las menstruaciones, etc. El efecto secundario más notable es una mejora de la calidad del sueño y la claridad mental.

Como es habitual en cualquier tratamiento de medicina alternativa, la acupuntura tiene muchos defensores pero también muchos detractores. Para sus seguidores la acupuntura es un tratamiento eficaz para muchas enfermedades y sobre todo para el tratamiento del dolor.  Los detractores de esta terapia afirman que no sirve para nada y que sus pretendidos beneficios no son más que un efecto placebo. En otras disciplinas, existen más pruebas científicas en uno u otro sentido pero la acupuntura cuenta con la misma cantidad de estudios que demuestran su utilidad como los que denuncian su ineficacia. ¿A quién creer? Eso lo decides tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *