Flores de Bach ¿terapia holística o placebo?

flores de bachComo ocurre frecuentemente cuando se habla de una terapia alternativa, existen partidarios y detractores de la terapia con Flores de Bach. Muchos expertos consideran que las Flores de Bach funcionan simplemente como placebo mientras que otros mucho defienden su eficacia como remedio para curar enfermedades con un origen emocional. Antes de decidirlo, veamos en qué consiste esta terapia natural.

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934. Con ellas quiso poner en práctica su Terapia de las Emociones en la que postulaba que las enfermedades físicas tienen un origen emocional. Y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo aparece la enfermedad del cuerpo. Según Bach, para corregir una enfermedad física, hay que corregir antes los problemas mentales y emocionales del paciente. El estado psicológico de una persona influye de forma determinante en la aparición de enfermedades. Por ello, si se restaura el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física.

Las Flores de Bach son una terapia holística ya que tratan al individuo y no la enfermedad ni sus síntomas. A la hora de utilizar las flores de Bach no solo se tiene en cuenta la salud de la persona, sino también, su estado de ánimo, su personalidad y su modo de enfrentarse a los problemas. Ahí radica una de las claves de las flores de Bach.  Son compatibles con otros tratamientos y complementarios de la medicina tradicional. Entre sus ventajas destacan que no tienen contraindicaciones, no tienen efectos secundarios y no producen adicción.

Flores de Bach y emociones

Si has oído hablar acerca del campo emocional sabrás que cualquier emoción responde a una vibración del cuerpo. En el momento que una persona está triste, por ejemplo, y toma un preparado de flores de Bach, estará restableciendo la frecuencia correcta de dicha emoción. Así, esta terapia entiende la enfermedad como un desequilibrio entre los cinco planos de los que se compone el ser humano: físico, emocional, mental, social y espiritual. Lo que persiguen las Flores de Bach es la armonización entre estos diferentes planos mediante la intervención energética de las esencias de las flores. Se consigue, con ello, restablecer el equilibrio emocional perdido. Esto es beneficioso para la salud psicológica pero además estimula la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo.Flores de bach

El Dr. Bach experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales elaborados a base de árboles, arbustos y plantas silvestres, que se clasifican en 7 grupos. Cada uno de ellos agrupa dolencias de la misma categoría emocional. Para el miedo, la incertidumbre, para la falta de interés, la soledad, la hipersensibilidad, para el desaliento y la desesperación. Y el último para la excesiva preocupación por el bienestar de los demás.  Una vez que el terapeuta identifica las emociones que hay que equilibrar para que desaparezca la enfermedad a tratar, elige las esencias que corresponden y las mezcla.

Principales esencias florales

La Agrimonia que ayuda contra las emociones tortuosas y la angustia inconsciente. La Centaurea combate las enfermedades provocadas cuando no se sabe decir que no.  Por su parte, la  Clematis calma los ímpetus de los soñadores que se evaden de  la realidad. Para los que sobreprotegen a los seres queridos hay que usar esencia de Achicoria. El Sauce que ayuda a los que se sienten víctimas y manifiestan resentimientos. El desinterés y la resignación se combaten con Rosa Silvestre. El Castaño Rojo actúa contra el miedo a las desgracias a los seres queridos.

La Terapia con Flores de Bach ofrece además un Rescue Remedy (remedio de rescate) creado a partir de la combinación de cinco esencias florales (Clematis, Impatiens, Rock Rose, Ceratísfera y Estrella de Belén) que se utiliza para combatir episodios de crisis, traumas o estrés en situaciones difíciles y apremiantes.

Para hacer la mezcla de flores de Bach podemos acudir a terapeutas especializados en la terapia floral que nos ayudara a seleccionar las esencias más adecuadas o elaborar personalmente la mezcla teniendo en cuenta nuestra situación, personalidad o estado emocional.

Remedio natural o placebo

Según los defensores de la terapia con Flores de Bach, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda esta terapia en un informe sobre terapias no tradicionales (‘Médecine traditionnelle et couverture des soins de santé’, página 162). En él se destaca la acción favorable y la ausencia de contraindicaciones de esta terapia. Pero los detractores opinan que lo que en ese informe sólo recoge que las Flores de Bach son un tipo de técnicas complementarias usadas en todo el mundo. Lo cual no supone ninguna declaración oficial de aprobación. La Organización Mundial de la Salud no aprueba ni licencia ningún tratamiento, ése no es su principal cometido.flores de bach

Por otra parte, en España, la Organización Médica Colegial (OMC) no reconoce la terapia con flores de Bach como práctica médica si no que defienden la idea simplemente son “técnicas que pueden producir sosiego y relajación en la persona, siempre que ésta se lo crea, y de esta forma, secundariamente, proporcionar bienestar, pero nunca como procedimiento terapéutico”.

Los defensores de las Flores de Bach opinan que esta terapia no funciona cuando existe una falta de deseo verdadero de mejorar. Personas que no quieren, no van a mejorar. Además, si la OMC u otras organizaciones relacionadas con la Salud no defienden las Flores de Bach no quiere decir que no sean útiles. Sólo que aún no se han hecho los estudios rigurosos necesarios para que puedan ser aprobadas. Para ellos, las flores de Bach son un concentrado con la “potencia energética y espiritual” de las plantas que actúa sobre bloqueos en el campo bioenergético. Su acción terapéutica no se basa en un principio activo farmacológico sino energético, lo que es difícil de comprobar científicamente.

Flores de Bach y ciencia

Muchos científicos argumentan que los remedios creados por el Dr. Bach no fueron elegidos con ningún criterio médico por lo que no hay evidencias de que no fueran escogidos al azar o guiado por motivos equivocados. Además, según Fernando Cervera Rodríguez, licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y máster en Aproximaciones moleculares en ciencias de la salud se ha comprobado que el estado anímico de las personas afecta a su estado de salud (el efecto placebo demuestra que cuando a un paciente se le trata bien sus posibilidades de recuperación mejoran). Pero eso no significa que el estado anímico de una persona sea el origen de su enfermedad.

Un ejemplo podrían ser los trastornos mentales ya que no tienen un origen único. Son factores decisivos en su desarrollo el estilo de vida del paciente, la genética, el uso de drogas y otros desencadenantes entre los que sí puede encontrarse el estado anímico. En otros casos como la diabetes o el cáncer es arriesgado y carente de pruebas hablar de una relación directa del estado anímico y el desarrollo de la enfermedad.

Las Flores de Bach carecen de una explicación sobre cómo funcionan o por qué se utilizan esos remedios y no otros. Todos los artículos científicos afirman que las Flores de Bach no tienen valor terapéutico.

Navegando por la red, puedes encontrar opiniones de todo tipo. Desde los defensores a ultranza de las Flores de Bach hasta los escépticos que la rechazan. Es difícil saber quién está en lo cierto porque las razones de unos y otros son convincentes ¿Qué os parece? ¿Las Flores de Bach son un remedio o una estafa? Dejadnos vuestros comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *