La talasoterapia

talasoterapiaLa talasoterapia es un método terapéutico que se basa en el uso elementos marinos para curar diversas afecciones. Utiliza productos obtenidos del mar como el agua, el bioclima marino, las algas, los limos o lodos, la arena y otras sustancias de origen marino como el plancton. Por eso la talasoterapia se considera una terapia natural, porque no usa componentes artificiales. Son los elementos químicos presentes en el ambiente marino junto con el clima marítimo lo que proporciona los agentes. O lo que es lo mismo, esta terapia aprovecha los beneficios de los elementos marinos para mejorar la salud y el aspecto físico. Junto con la termoterapia, es una de las técnicas con mayor poder relajante para favorecer las defensas en el organismo.

La palabra Talasoterapia proviene de las palabras griegas thalassos, que significa mar y therapeia que significa tratamiento. Este método terapéutico está ampliamente extendido. Aunque se conocen sus beneficios desde la Antigüedad, fue en Inglaterra donde se inició la práctica de la talasoterapia moderna. Llegando a contar en el siglo XVIII con 60 establecimientos de baños marinos. En el año 1760 Richard Russell publicó El uso del agua de mar en las patologías de las glándulas, el primer tratado sobre terapia con agua de mar.

Beneficios y contraindicaciones de la talasoterapia

La talasoterapia tiene muchos beneficios para el organismo. Es especialmente útil en los procesos de reumatismo crónico, osteoporosis, y patologías de la columna vertebral. También es muy recomendable en postoperatorios relacionados con traumatismos. Los edemas y las varices pueden aliviarse con talasoterapia ya que el agua de mar favorece la circulación y desinflama. Además sirve para aliviar el dolor en general por su importante factor analgésico.

Las afecciones de la piel como acné, dermatitis atópica, flacidez, o  manchas se reducen con el uso de agua de mar y mascarillas de lodos marinos. Malestares de la menopausia, trastornos menstruales y enfermedades fúngicas son tratadas con éxito con talasoterapia.

El bioclima que se crea al borde del mar favorece la atenuación de estados de ansiedad.  Disminuye las alteraciones del estado de ánimo, el estrés, el insomnio, el cansancio y fatiga. A pesar de todos estos beneficios existen algunas contraindicaciones, por lo que la talasoterapia debe ser prescrita, bien dosificada, y bien aplicada para evitar perjuicios al paciente.

talasoterapia

No uses la talasoterapia si tienes fiebre, reumatismo agudo, insuficiencia renal, epilepsia o insuficiencia respiratoria. Tampoco es recomendable si sufres de hipertensión severa, reacciones psicopáticas, hipertiroidismo o gastroenteritis.

Elementos de la talasoterapia

La base principal de la talasoterapia es el agua del mar que tiene una composición y una concentración de sales minerales y oligoelementos casi idéntica al plasma sanguíneo. Por medio de la absorción osmótica del agua de mar se consigue que el organismo recupere su equilibrio y se puedan combatir numerosos trastornos. 

El agua de mar contiene prácticamente todos los elementos químicos de la tabla periódica, aunque el cloruro sódico (la sal) es el componente fundamental ya que representa el 80% de las sales en disolución. Lo demás son sulfatos, bicarbonatos, magnesio, calcio, flúor, etc. y 79 oligoelementos más, siendo el silicio el más importante. Además, todos los gases atmosféricos se encuentran también en el agua de mar siendo los más abundantes el nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono.

El agua de mar puede aplicarse por vía externa como en los balnearios y spas. O por vía interna, bebida o a través de las vías respiratorias con nebulizaciones, aerosoles, etc. Para usarla con fines medicinales en talasoterapia el agua se recoge a más de 1000 metros de la orilla, se depura y esteriliza para garantizar la ausencia de agentes patógenos antes de su aplicación. .

La sensación de frío que produce la inmersión en agua de mar estimula y tonifica el sistema nervioso dejando una sensación de bienestar. Además, la temperatura fría del agua de mar facilita el proceso de ósmosis lo que permite la absorción a través de la piel de los elementos contenidos en el agua, sobre todo el yodo y el sodio, produciendo su renovación. Dichos componentes se filtran a través de los poros, ayudando a que la piel se regenere más rápido. Por su parte, el movimiento del agua del mar, las olas, producen un efecto de hidromasaje sobre la superficie corporal. 

Las algas y el fango marino

Las algas marinas son portadoras de multitud de vitaminas. Además de un alto contenido en hierro, calcio, proteínas y minerales que ayudan a proteger el cuerpo de bacterias y virus. También tienen propiedades antibióticas, antioxidantes, antivirales y retrasan el envejecimiento cutáneo.

talasoterapiaLa algoterapia se aplica sumergiendo las algas desecadas o frescas en un baño de caliente. También en forma de cataplasmas (medicina cubierta en envolturas). Es recomendable para pacientes con insuficiencia glandular o afecciones en la piel.

El fango marino también es rico en minerales, vitaminas y proteínas. Estos lodos son muy usados en tratamientos de talasoterapia para alisar y rejuvenecer la piel. Además posee beneficiosos minerales naturales como el  azufre, magnesio, cobre, hierro y cuarzo.

La arena marina

También la arena marina es un buen aliado de la talasoterapia. Ayuda al sistema circulatorio y reduce el riesgo de sufrir osteoporosis. Además, tonifica, es un exfoliante natural y tiene propiedades relajantes. Uno de los métodos más sencillos de aprovechar los beneficios de la arena marina es andar descalzo por la playa. Así se activa la circulación sanguínea y los granos masajean los pies ayudando a su higiene y relajación.  La arena también se toma en forma de baños conocidos como psamoterapia. Esta técnica consiste en cubrir el cuerpo o una sola parte con arena de playa de grano fino, seca y calentada al sol. Su principal efecto es el aumento de la temperatura corporal. Lo que activa la sudoración sin producir enfriamiento ya que el sudor es absorbido por la arena.

La brisa del mar

La brisa marina está saturada de microgotas de agua de mar. Por lo que es rica en ozono y yodo. Tiene propiedades antibióticas y relajantes que ayudan a incrementar las defensas del organismo. Ayuda también a una mayor oxigenación de la piel, mejora la eliminación de toxinas y fortalece los huesos. Además mejora la fuerza muscular y aumenta la movilidad de las articulaciones.

 Plancton y fitoplancton

En talasoterapia se usa también el plancton marino en tratamientos corporales ya que contiene vitaminas B y E que evitan la formación de radicales libres. Es una defensa natural contra picaduras y aporta  a la piel glucoproteínas, necesarias para evitar el envejecimiento.

talasoterapiaEl fitoplancton está presente en un gran número de especies marinas que lo expanden por el mar y puede ser aprovechado por el hombre.  Promueve la formación de CO2 y ayuda al sistema inmunitario.

Cómo se aplica la talasoterapia

 Dependiendo de la dolencia que se quiera tratar, se usará una u otra técnica de talasoterapia. Será el terapeuta quien recomiende cuál es más efectiva en cada caso. Se pueden combinar todos sus elementos o solo se restringen en el uso de agua marina. Para obtener resultados la talasoterapia debe aplicarse una semana consecutiva en cuya aplicación se pueden incluir los baños, duchas o chorros calientes.

El hidromasaje es la técnica más conocida. Facilita la relajación muscular y ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Se aplica a través de chorros de agua a presión en una bañera de agua de mar. Esta técnica se puede combinar con la hidrocinesiterapia. En ella se desarrollan ejercicios terapéuticos dentro del agua.

La peloidoterapia emplea peloides (mezcla de sustancias orgánicas e inorgánicas con agua marina o de lago salado) y la pasammamoterapia (baños calientes con arena) se utilizan para proporcionar calor a la zona del cuerpo afectada en busca del alivio de problemas articulares o musculares.

Como ves, la talasoterapia es una terapia natural con multitud de aplicaciones y beneficios. Aun así, no olvides que esta terapia no puede sustituir ningún tratamiento prescrito por un doctor aunque como complemento puede ser muy útil. Antes de someterte a una sesión de talasoterapia, consulta con tu médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *