Errores comunes al leer el tarot

leer el tarotUno de los problemas que presenta aprender a leer el tarot es que no existe un manual universal que enseñe cómo hacerlo. Cada uno aprende de una fuente distinta y muchas veces de manera autónoma. Esto provoca que a menudo se cometan errores de base que llevan a una errónea lectura de las cartas. Influye también la inmensa variedad de mazos que existen y los diferentes significados de cada carta. Todo ello contribuye a que las predicciones que hagas no sean demasiado exactas e incluso que no aciertes. Además puede llevarte a pensar que cuando te hacen una tirada te están engañando. No olvides que las lecturas de tarot por sí mismas son ambiguas e imprecisas por lo que necesitas tener una buena base para saber interpretarlas.

No existe una manera correcta o equivocada de leer el tarot. Para interpretarlo hay que tener en cuenta la percepción y la intuición que uno tenga. Además, el conocimiento del significado de cada carta, y algunas normas aplicables a la lectura de cartas. Cuanto más practiques con el tarot, mejores serán las interpretaciones. La práctica sumada a la intuición y la conexión que consigas con las cartas son las claves para que el tarot te revele tu camino.

No olvides que…

Solo debes leer el tarot cuando te encuentres en total sintonía mental y física con las cartas. Debes sentirlas como una extensión de ti mismo. Es muy importante que respetes el tarot y no lo consideres un pasatiempo más o menos interesante. El tarot es algo muy serio, que procede del pasado y llega a ti cargado del simbolismo que ha adquirido mientras se ha ido desarrollando.

Errores que debes evitar al leer el tarot

Te dejo a continuación una lista con los errores más comunes que se suelen cometer al interpretar las cartas y que provocan que las lecturas sean erróneas. Te dejo, además, unos consejos para evitar esos errores. Verás que son sencillos y fáciles de seguir.

No protegerse antes de la sesión

El tarot es una conexión con el universo y no puedes saber si esa conexión atraerá alguna energía negativa. Tampoco debes dejar que la energía de la persona a la que tiras las cartas te influya. Para asegurarte de que te comunicas con la energía debida protege el lugar donde vayas a hacer la tirada. Y también tu persona y tus cartas. Para ello haz tu lectura en un lugar tranquilo lejos de ruidos, luces muy intensas y colores llamativos. Mejor que estés tú solo con el consultante. Si no puede ser, que al menos haya pocas personas presentes. Antes de empezar a leer el tarot, date un baño para eliminar la energía negativa que puedas llevar encima. Vístete con ropa clara y de tejidos naturales. Mejor suelta que ceñida. Para que el ambiente donde vayas a hacer la tirada esté purificado, enciende un par de varillas de incienso de ruda o de ruda con sal y pimienta.

leer el tarotHacer una lectura con espíritu alterado

No solo debes buscar un espacio tranquilo para hacer la consulta del tarot. También tú debes estar tranquilo. Necesitarás mucha calma tanto para conectar con las cartas como para poder analizarlas de una manera objetiva y precisa. Si estás alterado o nervioso no podrás concentrarte. Además le transmitirás tu estado emocional a las cartas pues estas absorben la energía de su entorno. Tener una conexión personal con tu baraja te ayuda a conocerte a ti mismo y a los que te rodean. Por eso es tan importante que es conexión se produzca.

Si sientes que no estás todo lo relajado que deberías puedes hacer unos ejercicios sencillos de yoga o poner un poco de música relajante.  Piensa que las emociones exaltadas crean malas interpretaciones. Lo mejor es hacer las lecturas con calma y concentración.

Intentar establecer el momento exacto en qué pasará algo

No importa si eres principiante o un consumado tarotista, determinar el momento en el que sucederá algo es muy difícil, casi imposible. Y no solo con el tarot, ocurre lo mismo con cualquier oráculo: las runas, las caracolas, la cera de las velas… No confíes en nadie que te asegure que puede precisar con exactitud cuándo pasará algo. Aun los videntes de nacimiento con una larga trayectoria en la adivinación no pueden decir el día, hora y minuto en el que ocurrirá un suceso. Sí que se puede dar un cálculo aproximado y es que las cartas dan mucha información del momento en qué ocurrirá un hecho pero es un tiempo aproximado.

Tienes que tener en cuenta que el destino no está escrito. Todos disfrutamos de libre albedrío por lo que es imposible determinar con exactitud milimétrica cuando pasará algo porque dependerá mucho de las decisiones que tomen los implicados. Sí se puede saber el tiempo aproximado en semanas, meses o años. Se puede determinar que algo pasará muy pronto o que tardará. Pero no dar una fecha. Si eso fuera así el tarot dejaría de ser un oráculo y consejero para convertirse en una quiniela de fechas. Es como querer adivinar un número concreto, no es posible. Si vas a leer el tarot, no te empeñes en querer saber cuándo pasará algo exactamente porque no podrás descubrirlo ni con mucha práctica.

Usar toda la baraja o tiradas con muchas cartas

Uno de los primeros problemas que te encontrarás si quieres aprender a echar las cartas es la cantidad de significados que tiene cada tarjeta. Además, hay que tener en cuenta que esos significados suelen modificarse al estar la carta en una tirada. Por eso es recomendable, al menos al principio, no usar toda la baraja del tarot ni tiradas con muchas cartas. La mayoría de preguntas pueden contestarse con pocas cartas por lo que puedes empezar con los Arcanos Mayores. Así reduces de 78 cartas a solo 22.Y con tiradas que no impliquen muchas cartas. La mejor sería la tirada de tres cartas. Es muy sencilla pero ofrece bastante información.

leer el tarotNo confiar en tu intuición o solo confiar en ella

Si bien es muy importante usar la intuición en la lectura de cartas es un error guiarse solo por lo que percibes. Y lo mismo pasa si, cuando lees el tarot, solo te basas en el significado asignado a cada carta. En ambos casos tus predicciones serán erróneas.

El tarot es un sistema establecido desde hace siglos. Muchos eruditos y ocultistas han pasado su vida estudiando las cartas para establecer el significado de cada carta. No pases por alto todo lo que nos han legado. De la misma forma, es posible que cuando eches las cartas lleguen a tu mente algunas ideas sin sentido para ti. No las deseches, dile a tu cliente lo que te ha venido a la mente aunque no sepas qué significa. Combinando la intuición y lo aprendido sobre las cartas tus tiradas serán cada vez más acertadas.

Sacar demasiadas cartas clarificadoras

Es común que una tirada no dé una respuesta clara a lo que se le pregunta. En ese caso lo que se hace es sacar un par de cartas extras que clarifiquen el mensaje. Pero si sacas demasiadas cartas no sólo arruinarás la tirada, sino que podrías sentirte frustrado. Si una lectura no está clara en ese momento, no quiere decir que esté mal. Más adelante entenderás su significado o si no, haz la tirada en otro momento. Además si sacas muchas cartas extras, al final tendrás un montón de cartas y sus diferentes mensajes te confundirán.

A veces, debido a la predisposición del tirador, una mala conexión con la baraja o por la energía ambiental, la tirada es confusa. Aun así las cartas no mienten. Debes aceptar el mensaje que te transmiten sin querer modificarlo. Aprende a escuchar a las cartas.

Puede ocurrir que, inconscientemente, empieces a sacar cartas clarificadoras hasta que encuentres una que coincida con lo que piensas o con lo que quieres que pase. Esto es un gran error. Las cartas salen en un orden por una razón y hay que respetarlo. Debes limitarte a interpretar lo que la tirada te transmite ayudado como mucho por 3 cartas extras.

Pensar que el destino está sellado

Como ya he dicho más arriba, las personas gozamos de libre albedrío por lo que podemos escoger qué hacer. Por eso es normal que el tarot señale un camino o una respuesta que va a producirse y que no pase. El tarot te dice lo que pasará si las cosas siguen de igual manera como en el momento en el que se echan las cartas. Pero todo puede cambiar. Lo que quiero decir es que si algo no nos gusta podemos cambiarlo. En ese caso la tirada que nos indicaba que una cosa iba a pasar también cambiará porque el futuro se ha alterado.

El tarot no define el futuro, solo otorga clarividencia sobre el camino más seguro a seguir en relación a las decisiones que has tomado hasta ese momento. El destino es fluctuante y las cartas te guían de acuerdo con tus decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *