Biomagnetismo o terapia del par magnético

biomagnetismoAl igual que otras muchas terapias, incluidas las de la Medicina Tradicional China, el biomagnetismo o terapia del par magnético quiere conseguir que la energía vital del ser humano se halle en equilibrio para prevenir y curar dolencias físicas y emocionales. Es muy útil estimulando el sistema inmunológico y reduciendo la inflamación. También aumenta la oxigenación y la circulación de la sangre.

Para ello recurre a las propiedades magnéticas de los componentes del cuerpo humano. El magnetismo es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Afecta a todo elemento material, y por tanto también a nuestro organismo. Así, las células que lo forman están unidas por fuerzas electromagnéticas en constante resonancia energética. Lo que significa que están siempre en comunicación generando un campo magnético. Cada célula, tejido, órgano y sistema así como las sustancias químicas asimiladas o desechadas tienen su propio campo magnético. Si estos campos magnéticos se hallan en equilibrio nuestra salud será perfecta.

El biomagnetismo estudia, detecta y corrige los desequilibrios de esos campos. Para ello se sirve de imanes de mediana intensidad colocados en puntos específicos. Estos reequilibran las cargas positiva y negativa del ph de los órganos internos que es el causante de las enfermedades. Los desequilibrios del ph pueden acumularse y combinarse permitiendo el desarrollo de síntomas, síndromes y otras alteraciones de la salud. Al restablecer el equilibrio del ph natural del cuerpo se renuevan las defensas naturales del cuerpo que mantendrán bajo control diferentes microorganismos, como hongos, bacterias o parásitos.

Cómo funciona el biomagnetismo

Según Isaac Goiz Durán, el creador del biogmagnetismo, la salud del ser humano depende de que tenga o no un correcto equilibro interno. Es decir, de que su energía vital esté equilibrada. Ese equilibrio se mide en el ph del organismo. Si el ph es mayor o menor de 7,3 las defensas se rompen y dejan paso a virus, bacterias, hongos… Estos microorganismos son los causantes de las enfermedades físicas. Y afectan también a nuestro estado psíquico y emocional. Si el ph está equilibrado se pueden evitar enfermedades del sistema nervioso, respiratorio o circulatorio. Sobre todo las infecciosas agudas o recurrentes. Así la homeostasis puede restablecerse para que el cuerpo pueda curarse a sí mismo.

biomagnetismo

La terapia biomagnética implica la colocación precisa y correcta de imanes especiales de alta intensidad de campo sobre áreas muy específicas del cuerpo. Apoyando así la regulación del ph. Además de los imanes esta terapia se sirve del Test Kinesiológico para sanar al hombre.

El test kinesiológico o test muscular en una prueba de la kinesiología que detecta el mal funcionamiento de los músculos de nuestro organismo. Con ella se estudia el movimiento muscular del cuerpo. Si un órgano está desequilibrado se detectará con el test y se podrán colocar imanes orientados al norte o al sur según las necesidades.

Los imanes

Estos imanes son una especie de piedras que se colocan en puntos estratégicos para confirmar la presencia de disfunciones y corregir los síntomas de las enfermedades. Parece que son muy efectivos para el tratamiento del dolor y la inflamación. Aumentan el flujo sanguíneo y elevan la temperatura corporal. Aceleran la asimilación de sales debido la magnetización de los iones metálicos. Y además propician el equilibrio entre anabolismo y catabolismo.

Los imanes que se usan en el biomagnetismo son pasivos. Es decir, no están electrificados ni conectados a máquinas electrónicas. Una vez que el test kinesiológico ha señalado las zonas a tratar, el profesional aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 15-20 min. A la vez que van equilibrando el ph, desconfiguran los campos magnéticos de los microorganismos patógenos debilitándolos y conduciéndolos a la muerte.

Normalmente los efectos son rápidos, con unas 3 sesiones suele ser suficiente, a razón de una semanal. En enfermedades crónicas pueden ser necesarias más sesiones de forma periódica. Si el paciente no nota mejoría en 2-3 sesiones, el profesional cambiará el enfoque terapéutico.

El biomagnetismo también puede usarse como tratamiento preventivo para eliminar algunos microorganismos patógenos antes que aparezcan enfermedades.

Efectos secundarios

El biomagnetismo no produce daños ni efectos colaterales, ni requiere medicamentos. Es más, puede usarse como complemento de los medicamentos y tratamientos de la medicina tradicional.

biomagnetismoEsta terapia no es apta para enfermos tratados con quimioterapia o radioterapia en el último año. Tampoco para personas con marcapasos y mujeres embarazadas.

Ten en cuenta que la terapia del par magnético no sustituye los tratamientos recetados por tu médico de cabecera. Solo los complementa.

¿Esta terapia es efectiva?

Existen muchos defensores de esta terapia que dicen contar con pruebas que demuestran su efectividad. Sin embargo, también existen muchos detractores que opinan que resulta increíble que unos imanes por sí solos puedan tratar enfermedades. Además, como no todas las enfermedades son producidas por microorganismos, hay parte de ellas que los imanes no podrían curar..

Según estos, no existen pruebas científicas que demuestren que los imanes puedan afectar al ph del organismo. Y aunque pudiera ser cierto, la modificación del ph podría producir desequilibrios que conducirían a la muerte. Según muchos doctores, es cierto que cambiando el ph se matarían microorganismos que producen enfermedades pero la persona sufriría graves daños, incluso la muerte.

Para algunas pruebas médicas como las resonancias magnéticas se usan imanes mucho más potentes que los que usa el biomagnetismo. Si los campos magnéticos de esos imanes tuviesen algún efecto sobre el organismo y la salud, esas pruebas no se podrían realizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *