Feng shui en el dormitorio infantil

dormitorio infantilPara tener un dormitorio infantil con buen feng shui no es necesario gastar mucho dinero ni  meterse en costosas obras. Sólo es necesario seguir unas cuantas indicaciones que mejorarán la libre circulación del Chi y ayudarán al descanso de los niños. La escuela occidental del Feng Shui considera el dormitorio como una de las habitaciones principales de la casa. Porque se usa durante muchas horas y porque es donde se descansa, función primordial para mantener la armonía del Chi. Por ello el feng shui siempre trata de que los dormitorios  se conviertan en un centro de reposo dentro de la actividad de la casa.

Esta es una tarea fácil en los dormitorios de los adultos. Pero en el dormitorio infantil es más complicado. Debido a que en él se mezclan dos actividades contrapuestas: el descanso y la actividad física y mental. La habitación infantil suele ser un lugar de juegos, encuentros, estudio y otras actividades alejadas del descanso. Normalmente la habitación de los niños es una mezcla de salón de juegos, biblioteca y zona de descanso. Puesto que en las viviendas modernas el espacio es escaso y no es posible dedicar una habitación exclusiva para el juego y el estudio y otra para dormir. Así las funciones de dormitorio y sala de juegos se solapan en el mismo espacio. Por  lo que es muy importante definir cada uno de los espacios para favorecer el descanso del niño. Por ejemplo, la mesa de trabajo no debería ser visible desde la cama de los pequeños y tampoco la zona de juegos.

Además, la decoración del dormitorio infantil debe tener en cuenta la personalidad del niño a la vez que mantiene la armonía del ambiente. De esta manera la habitación será un estímulo para su crecimiento y el lugar ideal donde descansar.

Consejos para un dormitorio infantil con buen Feng Shui

Al igual que en el resto de la casa, el dormitorio de los niños debe estar limpio, ordenado y bien ventilado. No acumules objetos rotos o que ya no se usen y no dejes que nada bloquee la entrada del cuarto. Mantener el orden en las habitaciones infantiles es complicado pero esencial.  A la hora de acostarse todos los juguetes y lo relacionado con el colegio deberá estar fuera de la vista. Bien colocado y sin amontonarse.  Así, son muy prácticas aquellas piezas de mobiliario que permiten el almacenamiento, como escritorios con cajones baúles o cajas.

La distribución de los espaciosdormitorio infantil

Como ya he comentado hay que tener muy delimitadas la zona de juego/estudio y la de descanso. Si no hay espacio en la habitación para una separación física los muebles, los colores y las luces o telas pueden delimitar el espacio visualmente.

El orden en el que se colocan los muebles influye en la calidad del sueño de los niños y por ende en su salud. La mejor dirección para que el niño duerma bien es con la cabecera de la cama orientada al Este o al Sur. Es ideal para aquellos niños que tienen dificultad para despertarse temprano en la mañana. En cambio el Norte y Oeste promueven el sueño profundo.

En cuanto a la colocación de la cama, en las habitaciones infantiles es una prioridad la colocación respecto de la puerta. Así, la posición más cómoda y relajada es la que nos permite controlar la puerta sin estar enfrentados a ella. Es decir, colocada en la misma pared en la que está la puerta y si puede ser paralela al armario. Que no quede pegada a la pared por uno de los lados si no por el cabecero.

En el caso de dormitorios para bebés el Feng Shui propone colocar la cuna de manera que el niño siempre pueda ver a quien entre en el cuarto para aumentar su sentido de seguridad.  Así que lo mejor será colocarla cerca de una pared que esté frente a la puerta. Nunca contra una pared o al lado de un baño.

Muebles en el dormitorio de los niños

Todo el mobiliario debe ser bajo, a la altura del niño, y práctico.  Si hay que colocar un escritorio para que el niño haga los deberes, nunca debe colocarse de cara a la pared. Estar de cara a la pared recuerda a un castigo. Además esta posición produce cansancio, se pierde la visión de futuro y la creatividad. También la seguridad se ve afectada. La espalda queda al descubierto a merced de las críticas y traiciones. Por todo ello hay que colocar el escritorio con la silla cerca de la pared, cerca de la luz natural y lejos de la puerta. Así se conseguirá que el niño no se distraiga con lo que pasa fuera de la habitación.

dormitorio infantilLo más recomendable es que tanto camas como cunas y todos los muebles que sea posible, sean de madera o fibras naturales. El elemento madera es ideal para los primeros años de la vida porque promueve la actividad, la concentración, y la creatividad.

Es mejor no tener demasiados objetos tecnológicos. Si es posible, no pongas una televisión o un ordenador en la habitación. Mejor ponlos en espacios donde la familia se reúna para fomentar los lazos familiares con actividades conjuntas.

Los juguetes que simbolizan movimiento y actividad como muñecos de acción o juguetes electrónicos, deben quedar guardados mientras no se usan. A la vista pueden dejarse peluches y muñecos. Ya que dan al dormitorio infantil un aire de comodidad y descanso.

Colores e iluminación

Los colores más indicados para la habitación de los niños son los tonos pastel, lavanda, melocotón, crema y coco. Los tonos verde y azul brindan un efecto relajante. Los tonos en amarillo pueden estimular la mente, a menos que el amarillo sea brillante, lo que podría producir insomnio.

Para los detalles es importante usar colores que fomenten la personalidad del niño. Por ejemplo, para niños creativos el violeta es la mejor opción. Para niños que necesitan descansar, escoge azul. Para niños competitivos o que le gustan los deportes, escoge rojo. Se debe evitar el color blanco. Este color sobrestimula la concentración mental y dificulta el descanso nocturno.

La iluminación adecuada para un buen feng shui en el dormitorio infantil es la que proviene de una fuente natural. Como una ventana o un tragaluz. La luz debe estar equilibrada. Que no haya ni mucha luz ni mucha penumbra. Así el sueño y la tranquilidad del pequeño no se verá afectada. Si entra mucha coloca persianas o estores. Si los pones, ábrelos todos los días para que el aire y la energía fluya correctamente.

Las lámparas deben incorporar, para garantizar un buen feng shui, dos puntos de luz. Uno general y potente y otro, suave que ayude a relajarse antes de dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *