El atrapasueños o cazador de sueños

AtrapasueñosUn atrapasueños o cazador de sueños es un objeto hecho a mano formado por un aro de madera de sauce. Este aro tiene en su interior una red similar a la tela de una araña y está decorado con diversos objetos. El adorno más común suelen ser plumas atadas al aro con cuentas de piedra o hueso. El cazador de sueños proviene de la cultura de los pueblos nativos americanos. Para ellos es un elemento sagrado que es capaz de sostener el destino del hombre, conservar sus buenas ideas y protegerlo de cualquier pesadilla.

Así, se cree que el atrapasueños filtra los sueños dejando pasar solo las visiones y sueños positivos. Los sueños que no recuerdas son los que bajan lentamente por las plumas. Y las pesadillas se quedan atrapadas en las cuentas que unen las plumas al aro. A la mañana siguiente la luz del sol quema las pesadillas para que  no se cumplan.

Según estudios antropológicos, los sueños tuvieron un papel decisivo en el desarrollo de la espiritualidad en los humanos primitivos. Las manifestaciones oníricas eran la vía que usaban los dioses y los familiares difuntos para comunicarse con los hombres. Los sioux, tribu de Norteamérica, encontraron un intercomunicador que les permitía incorporar el Mas Allá a su vida cotidiana. Ellos los llamaban Bawaadjigan, nosotros atrapasueños.

Partes del atrapasueños

Así para esta tribu los sueños eran manifestaciones espirituales que propiciaban las visiones proféticas y traían mensajes de los antepasados o de los dioses. Estos mensajes eran consejos y advertencias sobre algún peligro inminente, un comportamiento inadecuado o una tarea pendiente. Las pesadillas las provocaban los espíritus impuros por eso era necesario tener un atrapasueños que las neutralizara.

Este objeto que para muchos es simple decoración, para los nativos americanos era un objeto mágico que brindaba suerte y protección a los habitantes del hogar. Todas las vivencias positivas eran capturadas por la red del atrapasueños que las volcaría en los sueños, aportando todo tipo de conocimiento e información. Pero también era un escudo que los protegería de ataques del más allá. El agujero central de la red era como un aspirador que atrapaba las pesadillas. Así, el durmiente podría disfrutar de un descanso placentero. Además evitaba que las energías positivas se mezclaran con las impuras. Veamos ahora cada una de las partes que forman este objeto mágico y su simbología.

Círculo o aro

El círculo o arola parte principal del cazador de sueños pues es el armazón que lo sustenta. Es un aro sagrado hecho normalmente de madera de arce aunque puede ser de otro material. Es símbolo de protección mágica. Lo que está dentro de ese círculo está libre de todo mal, es lo sagrado. Además representa el Cosmos, los puntos cardinales y la rueda curativa. La parte de arriba del aro representa el Aire (Norte), la de abajo, el Agua (Sur). La parte derecha, el Fuego (Este) y la izquierda, la Tierra (Oeste).atrapasueños

Red

En el centro del aro sagrado se coloca una redecilla, llamada también filtro. Es el lugar por donde atraviesan los sueños y las ideas buenas. Algunos atrapasueños tienen en ese orificio central una piedra, huesos, semillas o cualquier objeto ritual. Este abalorio representa la puerta de acceso a la armonía y lo positivo. Cualquiera de estos objetos puede ser extraído del atrapasueños y convertirse en un talismán cargado de la energía que se desprende de los sueños. Cada uno de los filamentos  de la redecilla representa un sendero por el que los sueños llegan al más allá. Su relación directa con la tela de las arañas se debe a que son capaces de atrapar a sus presas. Es decir, aquí quedan atrapados los sueños. El sol del nuevo día destruye estos sueños para que el que duerme no se vea afectado por ellos.

Cuentas

Las cuentas, abalorios o semillas perforadas que unen, a través de cintas, las plumas al aro se emplean según el gusto de la persona pues representan el poder del individuo. Es por eso que cada uno debe elegir la más adecuada a su personalidad y espíritu.

Plumas

Son símbolos de energía y su estructura de filamentos imita el aura humana. Los chamanes las utilizan mucho en la creación de los cazadores de sueños. Porque ordenan los filamentos del aura desbloqueando energéticamente a la persona. Las plumas y cuentas de variados colores expresan también las emociones o intenciones. Así, la valentía y la fuerza se representan con una pluma roja, la meditación y la religiosidad por una azul, y la energía, por una amarilla. Las plumas, en la Antigüedad, pertenecían a las aves totémicas de la tribu.  Hoy en día deben pertenecer al dueño del atrapasueños.

La leyenda lakota del cazador de sueños

Hace mucho tiempo cuando el mundo era joven, un viejo chamán de los Lakota  tuvo una visión en la que se le apareció Iktomi, el gran maestro bromista de la sabiduría en forma de araña.  Iktomi le hablo en un lenguaje sagrado, que solo los líderes espirituales podían entender. Mientras le hablaba, tomó una vara de sauce con la que formó un círculo.

atrapasueñosA su alrededor aparecieron plumas, unos pelos de caballo, cuentas y ofrendas. Iktomi empezó a tejer una telaraña y a contarle al chamán cómo se desarrolla la vida de los hombres desde que nacen hasta la vejez. Y cómo el ciclo vital es un círculo que empieza con el nacimiento y se cierra con la muerte. Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro. Le dijo al chamán que eran muchas las fuerzas de la vida. Unas buenas que lo ayudarían, guiándolo en la dirección correcta. Otras, malas que lo llevarían a lugares equivocados, por lo que saldría muy lastimado.

Luego  le regaló el círculo de arce con la telaraña en el centro. Y le dijo: “mira esta telaraña, es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero, usa la telaraña para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones. Si tú crees en el gran espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.” Esa red tendría la particularidad de retener el saber de los sueños y visiones y absorber lo malo para eliminarlo con los rayos de sol del día siguiente.

El chamán cogió esa telaraña en el círculo de arce y se la llevó a su pueblo. Más tarde le encomendó a las mujeres de la tribu la tarea de tejer telas de arañas. Una para cada tienda. Allí la colgaban encima de sus camas para que vigilara sus sueños y visiones. Lo bueno de sus sueños quedaba atrapado en la telaraña. Lo malo, escaparía a través del agujero del centro de la telaraña y ya no sería parte de ellos.

Cómo usar el atrapasueños

Si quieres un cazador de sueños puedes comprarla en cualquier tienda especializada en elementos étnicos, artesanía o esoterismo. Pero también puedes hacerlo tú mismo. Una vez adquirido, lo más importante es colocarlo en un lugar que pueda recibir los rayos del sol de la mañana. Puedes colgarlo del techo sobre tu cama. Antes de dormir fija la mirada en él y pídele que guíe tus sueños. Así protegerá tu descanso y te ayudará a comprender tus sueños.

Puedes, también, colocarlo sobre tu mesa de trabajo o estudio. Te ayudará a eliminar la pereza, las dudas y los temores a la vez que potenciará tu concentración. Si  lo colocas en el recibidor hará que la energía positiva circule por la casa evitando la entrada de la negativa. Cuando se ubica en el jardín o el balcón atraerá las buenas noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *