Interpretar la llama de una vela

Interpretar la llamaEn anteriores entradas ya comenté que las velas son uno de los elementos más usados en los actos mágicos, como parte integrante del acto en sí o como creadora de un ambiente especial. Pero además pueden leerse e interpretarse. La lectura de las velas al igual que otras técnicas de adivinación, arrojan una respuesta directa, sirven como orientación o como indicador sobre cualquier consulta que se le realiza. Por ejemplo, si enciendes una vela sobre la que realizas una petición, los diferentes elementos de la vela como el humo, la mecha, la cera o la llama pueden darte una de respuesta. También puedes interpretar las velas que has usado en un ritual. Así, en hechizos y peticiones, las velas usadas en él pueden ser indicativas del éxito o el fracaso del conjuro. Son el único elemento que puede aportar algún indicio del resultado.

 Pese a todas sus propiedades, las velas por sí mismas no son  mágicas. Hay que vestirlas. Si no sabes cómo, descúbrelo aquí. Pero además hay que infundirles el espíritu propio de la persona que las manipula. Tienen que quedar impregnadas de la fe y la mente positiva de quien las va a usar. Sin eso, de poco pueden servir. Las velas ayudan a aflorar cualidades que están en tu interior, equilibrando con ellas tus defectos y sacando tu lado más espiritual. Las velas te ayudarán a proteger  a los demás y a ti mismo de malos pensamientos, envidias y energías negativas. Tienen su propio lenguaje y por su forma de arder pueden indicarte lo que va a ocurrir.

 La lectura de las velas

Interpretar la llama es sólo una forma de leer una vela. Y es que existen diferentes elementos, además de la llama, que pueden interpretarse. Su lectura te indicará si el resultado del ritual realizado será exitoso, rápido, con obstáculos o si no funcionará. Los elementos que debes tener en cuenta a la hora de leer una vela son la cera, la llama, el humo, los sonidos, la mecha y los restos que quedan cuando la vela se ha consumido.

Hay que tener en cuenta cómo gotea la cera de la vela o si no lo hace. También hay que valorar cómo es la llama, si fuerte, débil, si se mueve, su color, etc. El humo que desprende una vela puede ser claro u oscuro, denso, ligero o puede no haber humo.

Interpretar la llama

Cada tipo de humo indicará diferentes cosas por lo que tendrás que fijarte en él cuando leas una vela. También si se producen crujidos, estallidos, siseos o nada cuando la vela está ardiendo. El grosor de la mecha, el largo, el ancho, los nudos y los carbones que puedan formarse deben también interpretarse. Al igual que los restos de cera que quedan al consumirse la vela. En este caso tendrás que analizar las figuras que se formen, los símbolos, los halos, etc.

Como ves los elementos a analizar son numerosos. En esta entrada te explicaré cómo interpretar los diferentes aspectos de la llama de una vela y en entradas posteriores hablaré del resto de elementos. Si quieres antes de empezar a preguntar a una vela puedes encender alguna de prueba para poder analizar cada elemento a interpretar. Cuanto más practiques más fácil te será reconocer las diferentes señales que  las velas te proporcionan.

Interpretar la llama de una vela

Para leer correctamente la llama de una vela deberás observarla sin que exista ninguna otra luz prendida. Enciéndela en un lugar tranquilo donde nadie te moleste. Para asegurarte de que su comportamiento no se debe a causas físicas, como una corriente de aire, enciende algunas velas más que, aunque no participarán en el ritual, servirán para iluminarte y comprobar que no existen elementos perturbadores. Si, por ejemplo, las llamas de todas las velas flamean, posiblemente hay una corriente de aire. Si sólo lo hace la vela del ritual es porque intenta comunicarte algo.

Cuando hayas encendido las velas, concéntrate, respira hondo y formula la pregunta que quieras. Después durante unos minutos, piensa en lo que has pedido y en cómo te afectaría conseguirlo. Hecho esto ya podrás empezar a interpretar la llama de la vela y los otros elementos para obtener una respuesta. Recuerda que si la vela se apaga sin intervención externa es porque no es el mejor momento para realizar el ritual, es mejor esperar.

interpretar la llama

Si la llama de la vela es fuerte significa que la fe que tienes en conseguir lo que has pedido tiene un gran alcance y que estás en camino de conseguirlo. Si además de fuerte, es constante y muy brillante significará que conseguirás lo que te propones. Lo mismo si la llama es brillante y se consume rápidamente. Por el contrario, si la llama es débil, tu ritual tiene pocas esperanzas porque tú mismo no crees en él. También puede indicar que habrás de enfrentarte a dificultades para conseguirlo por lo que se producirán retrasos.  Cuando una llama débil se consume lentamente es porque el hechizo está trabajando en contra de alguna oposición. Si además de débil una llama es tenue es porque hay presentes espíritus impuros o perturbadores.

El movimiento de la llama

Para interpretar la llama de una vela correctamente debes atender también a su movimiento. Si la llama que intentas leer se mueve hacia la izquierda indicará que no conseguirás tu propósito porque hace referencia a contrariedades, adversidad y desánimo. Si se mueve hacia la derecha indicará cambios positivos. Reconciliaciones en el amor. Mejoras en la salud y la economía. Es un sí como respuesta a tu pregunta.

La llama puede también moverse en zigzag. En ese caso te estará indicando que debes ser prudente sobre todo en tu relación con los demás. Pueden surgir enemigos y falta de apoyos. En el caso de que la llama se mueva en forma de espiral significará que tu hechizo está funcionando. Si has hecho una pregunta a la vela, la respuesta será afirmativa. Eso siempre que la llama forme una espiral pero sin cambiar de tamaño.

Cambios en la intensidad de la llama

La intensidad de una llama podrá tenerse en cuenta siempre que no sea resultado de un agente externo que interfiera como una corriente de aire o un movimiento brusco del oficiante. Cuando se produce un aumento de la luminosidad es porque hay fuerzas presentes que advierten de los peligros de malos consejos y personas tóxicas. Es mejor replantearse la situación.Interpretar la llama

Si la llama aumenta pero rápidamente disminuye hasta casi apagarse es porque existe resistencia a lo que solicitas. Por ejemplo, si estás haciendo un hechizo para romper un trabajo y la persona que lo ha lanzado es fuerte, tu hechizo deberá enfrentarse al suyo. También puede ser que tú mismo o la persona para la que realizas el ritual, inconscientemente se esté oponiendo a ese conjuro. Demás es símbolo de situaciones delicadas y altibajos.

La llama que tiene poca intensidad y de repente se eleva indica un golpe de suerte para el consultante. Mejoras y honores en todos los aspectos sobre todo en el trabajo y el amor.

Los colores de la llama

Si quieres interpretar la llama correctamente tendrás que fijarte en los diferentes colores que puede tener. Eso sí, asegúrate que la vela no lleva ningún colorante o aceite que afecte al color de la llama.

Las llamas azuladas son de buen augurio. Indican que la persona a la que diriges el ritual recibe tu mensaje. Las amarillas son de mal augurio porque simbolizan la falta de energía. El objetivo será difícil de conseguir porque habrá demoras y oposición. También señala que existe poca convicción por parte del oficiante. Si la llama es de color rojo brillante los resultados de tu conjuro serán inmediatos. Una llama blanca indica que las fuerzas invocadas acuden en tu ayuda. Por su parte las llamas multicolores o irisadas son muy positivas. Indican respuestas afirmativas y consecución de lo que se solicita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *