Sexo y feng shui. Cómo mejorar tus relaciones sexuales

sexo y feng shuiNo siempre la causa de una relación sexual poco satisfactoria es nuestra. Muchas veces el responsable suele ser un conjunto de factores como el estrés, el cansancio, el sueño, el insomnio…. Motivos suelen sobrar, pero en muy pocas ocasiones se tiene en cuenta el entorno en el que se tienen relaciones sexuales como un factor influyente. Y aquí es donde sexo y feng shui entran en contacto. De la misma manera que la libre circulación del Chi fomenta la estabilidad, armonía y abundancia en el hogar, también ayuda a que las relaciones sexuales sean mejores y más placenteras.

Tal vez no nos demos cuenta pero la decoración y el espacio en el que se desarrollan las relaciones sexuales influyen en la calidad de estas. Por poner un ejemplo extremo, pensadlo, ¿sería lo mismo para vosotros tener relaciones habitualmente en el cuarto de las escobas de una residencia de la tercera edad que en una habitación ambientada como en las mil y una noches? Claro que todos hemos tenido relaciones en sitios poco adecuados pero no es lo mismo pasar un rato que pasar toda una noche o hacerlo siempre en un sitio poco estimulante. No es cuestión de ponerse a decorar como un poseso cada vez que queramos tener relaciones sexuales. Simplemente hay que tener en cuenta que el entorno también es importante a la hora de potenciar el deseo sexual.  

Aunque sexo y feng shui pueden complementarse para ayudarnos a alcanzar la armonía en la pareja, hay que contemplar todos los factores implicados. Por mucho que el Chi circule libremente por nuestro dormitorio si no nos entendemos con nuestra pareja las relaciones sexuales serán poco o nada satisfactorias.

Apartamentos pensados para el placer sexual

Un ejemplo claro de la relación entre sexo y feng shui es el diseño del arquitecto Rintaro Kikuchi. Un apartamento pensado para incrementar la libido de inquilinos. Para este arquitecto, la razón por la cual muchos adultos japoneses no tienen pareja ni relaciones sexuales, está en que los apartamentos que los jóvenes solteros pueden alquilar son muy estrechos y tienen poca luz natural. Por ello son oscuros y deprimentes. En los baños solo puede entrar una persona y las cocinas son tan diminutas que casi no se puede preparar comida en ellas. Para este arquitecto no puede haber felicidad en esos hogares, donde la gente siente vergüenza de invitar a alguien a entrar.

Por ello ha diseñado unos apartamentos que tienen en cuenta a las parejas que van a vivir allí, haciendo que sexo y feng shui estén en armonía. Existen dos modelos de apartamento: para mujeres y para hombres. En el piso para hombres los suelos son de madera, hay grandes ventanales, la cocina tiene bar y hay una piscina para dos en la azotea. El modelo para mujeres dispone de bañera junto a un balcón, ducha y una cocina en la que caben cómodamente dos personas. Además, algunos apartamentos tanto para hombres como para mujeres incorporan una barra de stiptease en el salón.sexo y feng shui

Aunque, normalmente, los pisos en los que los occidentales vivimos no sean pequeños y tristes como los japoneses, sus dimensiones no permiten dedicar espacios al sexo.  Aun así, hay cosas que se pueden hacer para que el dormitorio y otras estancias de la casa sean excitantes e inviten más al juego que al mero ejercicio gimnástico pensado para la procreación.

Tampoco es necesario cambiar estructuras ni gastar miles de euros para adaptar nuestro dormitorio a las reglas del feng shui. Con unos sencillos detalles y arreglos se puede conseguir un ambiente armónico que inflame nuestra pasión.

 Sexo y Feng Shui. Mejora los espacios dedicados al sexo

Además del interior de la habitación en la que vayamos a tener relaciones, hay que mirar el exterior. Asómate a la ventana y comprueba que no hay esquinas de edificios que apunten a la habitación. Si así fuera, hay que poner cortinas o visillos de color tierra para contrarrestar sus efectos. Ya comenté en esta otra entrada cómo debe ser un dormitorio para tener buen feng shui. Así que aquí sólo comentaré los tips específicos para animar las relaciones sexuales con feng shui.

Para que sexo y feng shui se combinen y os proporcionen una experiencia sensual más gratificante puedes poner en práctica los siguientes consejos:

El elemento más importante del dormitorio es la cama. Esta debe tener un cabecero de madera, nunca de metal y no tener ventiladores o lámparas acabadas en punta justamente encima. Tampoco es recomendable que haya cajas ni otros recipientes debajo de ella. Recuerda que las formas sinuosas, sin aristas favorecen la circulación del Chi. Las cajas que se ponen debajo de las camas acumulan polvo y suelen contener objetos viejos y en desuso. Algo que contraviene totalmente las normas del feng shui.

En la decoración los objetos deben colocarse por pares: dos mesitas, dos cuadros, dos sillas, etc. Es mejor dejar fuera las fotos familiares. O, al menos no las coloques al lado de la cama. No ayuda mucho, cuando intentas intimar con tu pareja, que tu suegra y cuñados te miren desde la mesita de noche.

sexo y feng shui

Enemigos de las relaciones sexuales

Los colores recomendados para encender la pasión son los cálidos como el rojo o el naranja, también los tonos tierra. Puedes usarlos en cortinas, la ropa de cama o los adornos pero no es recomendable en las paredes. Una habitación con las paredes rojas o naranjas sería excesiva, demasiada energía excitante. Es mejor pintar una de las paredes de un color más fuerte y las otras más suave. El contraste entre ellas llevará al equilibrio. Tampoco hay que irse al otro extremo y pintar toda la habitación de blanco. Este color recuerda a hospitales y refrigeradores y a nadie le apetece practicar sexo en una nevera. Si las paredes de tu habitación son blancas y no quieres cambiarlas, usa complementos en color naranja, rojo, ocre o teja y así estimularás la pasión.

Aunque a muchas personas les gusta verse en un espejo reflejado mientras tienen relaciones, el feng shui recomienda no colocar espejos en los que se refleje directamente la cama y a sus ocupantes. Lo mejor sería reservar el verse reflejado cuando se practique sexo en otras habitaciones como el recibidor o el baño donde los espejos son bienvenidos. Si no puedes resistirte a ponerlo en tu habitación, intenta no ponerlo directamente enfrente o encima de la cama.

Otro potente enemigo de las relaciones sexuales es la televisión por lo que es mejor no tenerla en el dormitorio. Este aparato, al igual que los  móviles y ordenadores inhiben el deseo sexual. Solo es una ayuda si se usan para  exaltar la pasión amorosa a través de videos o películas. Eso sí, lo mejor será desconectarlo después de verlos para evitar, en la medida de lo posible, las ondas electromagnéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *