Quiromancia. Características de la mano

quiromanciaLa quiromancia estudia las manos para revelar el perfil psicológico y fisiológico de una persona. A través de tus manos, puede entreverse tu carácter, tus aptitudes y cualidades. Se dice que en las manos se reflejan las características y peculiaridades del ser. También los rasgos sensuales, morales y espirituales. Así como el destino social y profesional y los momentos culminantes de la vida, los buenos y los malos. Para leer e interpretar correctamente las manos hay que tener conocimientos de esta mancia pero también es preciso tener mucha práctica y un sexto sentido que ayude a conectar con lo que las manos quieran trasmitir.

Ambas manos no son iguales, ni indican lo mismo. La mano izquierda que se considera la pasiva, se refleja las capacidades y potencialidades, el lado inconsciente de la persona. En la mano derecha podrás ver los objetivos conscientes y las realizaciones.  A través de la lectura de las líneas y montes de las manos, la quiromancia puede ayudarte a clarificar tu futuro. Pero no solo se basa en las líneas y montes, hay otras características de las manos que hay que tener en cuenta. Entre ellas, su tamaño, el de los dedos, las puntas de estos, la resistencia al oprimir la manos, etc.

Cómo son tus manos

Para conocer el carácter y la personalidad de alguien hay que fijarse en el tamaño de las manos. Si las manos son muy pequeñas indican que su poseedor tiene una mente muy poco abierta y una naturaleza sospechosa. Los instintos naturales tales como cuidado maternal, sofisticación cultural y pensamientos filosóficos están ausentes en estas personas. Si son pequeñas, representan a una persona habilidosa y creativa, pero a la que le cuesta alcanzar el éxito. Son perezosos, ociosos y tienen un gran amor a las largas conversaciones y a la poca acción. Están llenos de sueños.

Si las manos son de tamaño regular, ni muy grandes ni muy pequeñas, pertenecerán a una persona flexible, con una gran capacidad de adaptación e inteligentes. Tienen una energía fuerte, evitan el tedio y pueden hacer trabajos rutinarios sin perder la paciencia. quiromancia

Con esfuerzo y perseverancia son capaces de alcanzar sus sueños. Las personas de manos grandes suelen ser muy prácticas y dispuestos a ayudar a los demás. Tienen una capacidad analítica muy aguda y son muy trabajadores. Sin en cambio las personas con manos muy grandes son muy emocionales y magnifican cualquier acontecimiento. No suelen ser dignos de confianza y un poco egoístas.

Los dedos en la quiromancia

Otro elemento a tener en cuenta para realizar una lectura de la mano completa son los dedos. De entre ellos destaca el pulgar. Este dedo es el más importante para la quiromancia ya que un análisis exacto del pulgar puede reflejar mucho sobre una persona. Un pulgar largo que sobrepase el nudillo del índice revela una personalidad llena de fuerza y energía. Las personas con el pulgar corto suelen carecer de confianza en sí mismas y tienen poca habilidad para terminar los proyectos que inician.

También es importante para la quiromancia el lugar donde esté colocado el pulgar. Es decir, un pulgar bajo, el que forma un ángulo entre 60 y 90º con el índice, revela una personalidad flexible, independiente, lógica y bien dirigida. En cambio, un pulgar alto, el que forma un ángulo de 30º o menos, suele pertenecer a alguien tenso y reservado.

En la punta del pulgar encontramos otra indicación de la fuerza del ego. Si la punta del pulgar es flexible y se dobla con facilidad hacia atrás en la primera falange, la persona es adaptable y generosa. Si el pulgar es extremadamente flexible la persona puede ser extravagante o mostrar tendencia al desenfreno. Un pulgar que cuando es presionado solo se dobla ligeramente suele indicar una personalidad práctica, liberal y con una gran fuerza de voluntad. Si tienes un pulgar rígido puede que seas terco y poco receptivo a las ideas nuevas. Sin embargo, eres muy estable y digno de confianza.

El resto de los dedos

En los demás dedos, la quiromancia tiene en cuenta tanto las falanges, es decir, las diferentes partes del dedo, como la forma y tamaño de las uñas. La forma de la punta o terminación de los dedos también proporciona información adicional sobre el carácter de la persona. Así los dedos con puntas cónicas indican una naturaleza sensible e impulsiva, así como amor por el arte y la naturaleza. Esta persona puede ser, también, muy intuitiva, confiando más en ese don que en el razonamiento.

quiromanciaSi las puntas son redondeadas, sus dueños son individuos que se adaptan fácilmente a los cambios. También son receptivos a las ideas nuevas y razonan ante las situaciones con la misma dosis de razonamiento mental y emocional. Por su parte, las puntas cuadradas, según la quiromancia, pertenecen a personas ordenadas, claras y confiadas. Desean seguridad y estabilidad para sí mismos y para quienes los rodean. Los dedos con puntas espatuladas (los dedos que son estrechos en la primera falange y que luego se ensanchan son conocidos como “espatulados”) suelen pertenecer a personas  independientes, enérgicas y entusiastas. Buscan acción en todas las esferas de sus vidas. Son prácticos y amigos leales y auténticos.

Otras características a tener en cuenta

Además de los factores que ya he descrito, la quiromancia también tiene en cuenta otras características un poco más difíciles de apreciar como la mayor o menor resistencia al oprimir la mano. Es decir, si es una mano dura o blanda. Si la mano es grande, maciza y dura, indica que su poseedor es materialista y demasiado inclinado hacia pasiones brutales. La mano dura es de persona fuerte y enérgica. Se siente atraída por las cosas positivas en vez de por los problemas. Es inteligente y disfruta más con el ejercicio físico que con los retos intelectuales. Esta es la razón por la que, cuando se quiere impresionar a una persona, porque es su superior o porque está solicitando algún favor, se recomienda dar un apretón de manos fuerte. La mano de la persona equilibrada debe resistir a la presión, pero sin ser dura.

Por su parte, la mano blanda suele pertenecer a una persona perezosa, que odia las multitudes. Se rinde fácilmente, sin luchar y prefiere la fantasía a la acción. Cuando la mano además de blanda es gordezuela, tiene los dedos abusados con la tercera falange muy marcada y la piel constantemente pálida, denuncia un temperamento fácil de caer en las pasiones, generalmente sensuales. La glotonería se manifiesta en las manos gruesas y brillantes.

Las características más relevantes de las manos para la quiromancia son sin duda las líneas y montes de las manos, pero de ambas características escribiré en una nueva entrada. Os espero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *