Quién es Papá Noel o Santa Claus

Papá NoelAunque no nos guste admitirlo la figura de Papá Noel ya se ha instalado entre nuestras tradiciones navideñas. Es uno de los personajes más queridos de la Navidad y forma parte del imaginario navideño de todo el mundo cristiano. Pero, ¿quién es ese señor al que miles de niños de todo el mundo escriben una carta contándole cómo se han portado y pidiéndole un regalo para la noche de Navidad?

Tal vez no lo conozcas por el nombre de Papá Noel porque el viejecito panzudo y sonrosado que trae regalos a los niños adopta diferentes nombres dependiendo de la zona donde te encuentres. Así, en la Europa septentrional recibe el nombre de San Nicolás, en Gran Bretaña se llama Padre Navidad, en América se le llama Santa Claus, menos en Chile donde es conocido como Viejito Pascuero. Por su parte en Rusia y en los países bálticos se le conoce como Padre Hielo o Padre Invierno.

Todos esos nombres no pertenecen al mismo personaje. El viejecito barrigudo, vestido con traje rojo y larga barba blanca es una invención moderna. Ha llegado de Norteamérica y ha suplantado la tradición cristiana representada por San Nicolás, el Padre Navidad y otras figuras cristianas inspiradas todas en el santo cristiano Nicolás de Bari.

Tanto es así que en muchos países europeos han surgido movimientos que se oponen a la celebración de la figura de Santa Claus o Papá Noel argumentando que es una tradición extranjera. Dicen que sólo es un invento de empresas de marketing para fomentar el consumo y que no transmite valores espirituales propios de la Navidad. Acabando, a su vez, con antiguas tradiciones locales.

El verdadero Papá Noel

Nos guste o no, la figura Papá Noel se ha asimilado y casi impuesto al resto de figuras parecidas. Y es que Santa Claus es el personaje universal con más seguidores en todo el mundo.

El verdadero Papá Noel nació en el siglo IV AC en  Lycia, un pueblo de la antigua Turquía. Su nombre real era Nicolás de Bari y era obispo. Físicamente no se parecía nada a Papá Noel. Era delgado y muy alto. El hecho de que se le represente siempre con una bolsa y repartiendo regalos se debe a una singular historia. Un hombre tenía tres hijas que no podrían casarse porque no tenía suficiente dinero para las dotes. Cuando San Nicolás de Bari se enteró, entró en su casa por la ventana y metió en los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarse, oro suficiente para que pudieran casarse. Es solo una leyenda, pero muy bella. Lo que sí se de Nicolás de Bari es que tenía un gran amor por los niños y era muy generoso.Papá Noel

En la Edad Media, la leyenda de San Nicolás se extendió por Italia, Alemania y los Países Bajos. Cuando, siglos más tarde, los holandeses marcharon al Nuevo Mundo se llevaron con ellos la leyenda y la celebración de San Nicolás.

San Nicolás llega a Norteamérica

La devoción de los inmigrantes holandeses por San Nicolás era muy profunda. Pero al mismo tiempo era pintoresca y llamativa. Tanto que, en 1809 Washington Irving escribió La historia de Nueva York según Knickerbocker. El Knickerbocker del título hace referencia al propio escritor que adoptó ese seudónimo. En este libro San Nicolás era despojado de sus atributos obispales y aparecía convertido en un hombre mayor, grueso, generoso y sonriente, vestido con sombrero de alas, calzón y pipa holandesa. Tras llegar a Nueva York a bordo de un barco holandés, se dedicaba a arrojar regalos por las chimeneas, que sobrevolaba gracias a un caballo volador que arrastraba un trineo.

Fue en este tiempo cuando San Nicolás, pasó a llamarse Santa Claus, nombre que deriva del holandés Sant Nikolaus. Pocos años después, la figura de Santa Claus se hizo muy popular en la costa este de los Estados Unidos y empezó a extenderse por todo el país. En 1837 Clement Moore en el poema La visita de San Nicolás creó la visión moderna de Papá Noel. Mezcló en él la figura de San Nicolás del libro de Irving y la tradición holandesa de San Nicolás.

El San Nicolás de Clement Moore llevaba un típico traje de pieles americano y era un enano alegre con ojos cándidos. Llevaba a cuestas un saco de juguetes para los niños de la casa y tenía un trineo tirado por renos. El poema y la nueva forma de entender la Navidad, encantó a los estadounidenses.

Papá NoelEl Santa Claus o Papá Noel moderno

La versión moderna de Papá Noel es obra de Thomas Nast, quien modificó la figura creada por Moore, y le dio el aspecto que conocemos. En 1862 la revista Harper’s Weekly quería elevar la moral de los soldados durante la Guerra Civil Americana. Para ello quería usar unos mensajes entrañables de Navidad. Así que contrataron a Thomas Nast, que transformó al enano alegre de Moore en alguien alto y grande. Porque así era la imagen de alguien rico durante la época victoriana. Nast modificaba las características de Papá Noel cada año. Le fue añadiendo cosas como su casa en el Polo Norte, la fábrica de juguetes, los elfos trabajando en ella y sobre todo su traje rojo. 

A mediados del siglo XIX, este Santa Claus pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con el Bonhomme Noël francés que era muy parecido al Papá Noel norteamericano pero vestía de blanco con vivos dorados.

Fue en los años treinta del siglo XX cuando Santa Claus se convirtió en el icono mundial que es hoy en día.En esos años, la empresa Coca-Cola intentando mejorar su imagen, empezó una campaña de marketing basada en la figura del alegre abuelito. La campaña fue encargada a Haddon Sundblom, que tenía que desarrollar un Santa Claus saludable, realista y simbólico. Para ello se fijó en los diseños de Thomas Nast que perfiló y pulió. Gracias a esa campaña de marketing Papá Noel llegó a todos los rincones del mundo con la imagen que conocemos hoy en día.

Para que Santa Claus te deje un regalo debajo del árbol, tienes que escribirle una carta al Polo Norte, donde vive. Allí sus ayudantes elfos la clasificarán según hayas sido bueno o malo. Si has sido bueno, Papá Noel entrará en tu casa por la chimenea y te dejará el regalo que hayas pedido. Si tienes los calcetines colgados en la chimenea los llenará de dulces para que tengas una muy feliz Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *