Aprovecha la luna azul para pedir deseos personales

luna azulEn este año tan atípico, la noche de Halloween, el 31 de octubre, no será una excepción y estará acompañada de un suceso muy llamativo. Las tinieblas y el terror lo inundarán todo pero la oscuridad no será la reina. La noche de brujas estará iluminada por una luna azul. Y aunque no signifique que la vayamos a ver de color turquesa sino que seguirá viéndose gris pálido y blanco, no dejes de mirar al cielo porque este fenómeno astrológico solo ocurre aproximadamente cada dos años y medio o tres.

Se llama luna azul al fenómeno que se produce cuando en un mismo mes hay dos lunas llenas. La segunda de ellas es la que recibe el nombre de luna azul. En este caso el 1 de octubre ya hubo una luna llena y este 31 habrá la segunda. Han pasado 19 años desde que una luna azul coincidió con la noche de Halloween.

Astrológicamente la luna azul destaca porque es el momento en el que se puede establecer una conexión más clara y más cercana con la luna ya que su poder se duplica gracias a las dos lunas llenas. Es la luna de las bendiciones por lo que su energía está enfocada en bendecir y consagrar. Es el mejor momento para realizar trabajos de magia centrados en los deseos personales. La luna azul es perfecta para buscar el éxito en tus propios objetivos a través de oraciones, hechizos, meditaciones, etc. El momento energético es perfecto para que abandones todo aquello que no quieres que continúe en tu vida. La luna azul marca un fin de ciclo y el inicio de nuevos principios.

¿Por qué se llama Luna Azul?

La luna azul no se ve de este color pero nuestro satélite sí puede verse azul en otras circunstancias. Es un fenómeno poco frecuente pero espectacular. Cuando la atmósfera se llena de partículas grandes de polvo en suspensión o cenizas, la luna se ve azul. Las partículas dispersan la luz roja y hacen que la luna parezca azul. Lógicamente, la luna no tiene por qué ser llena para verse de este color.

Existen muchas teorías acerca del nombre de este fenómeno astronómico. Parece que es una traducción del inglés pero no queda claro cuál su origen. Para algunos esta denominación procede de una traducción errónea del inglés antiguo. Blue moon (luna azul en inglés) deriva del término “belewe” que significa traidor/a. Se conocía así a la luna azul porque cuando se daba en primavera implicaba extender el ayuno de la cuaresma. El término quedó abreviado como blwe y luego se transformó definitivamente en blue.luna azul

Otra explicación de su origen hace referencia al lado oscuro de la luna. Durante siglos la luna ll

ena ha estado rodeada de supersticiones y misterios. Se le han otorgado influencias y poderes sobrenaturales sobre todos los seres vivos. Y cuando aparecían dos en un mismo mes se consideraba que traía mala suerte lo que entristecía a todo el mundo. Blue en inglés además de color azul, significa tristeza, de ahí Blue Moon.

Rituales para la luna azul

La luna llena renueva rápidamente la energía física y concentra su influencia sobre cada ser vivo por lo que los rituales que mejor funcionan durante la luna azul son los que se hacen individualmente y para pedir deseos personales. Los conjuros para pedir por otra persona, para que le vaya mejor en algún aspecto, no son muy efectivos durante la luna azul.

Ritual de renovación personal

La noche de Halloween es el momento del año en el que el mundo de los vivos y el del Más Allá están más en contacto. Es una noche mágica que este año se ve reforzada por el poder místico de la luna azul. Y es el momento ideal para que alejes de tu vida lo que te enoja y atraigas lo que deseas.

Este ritual debe hacerse la noche de Halloween antes de las 12 de la noche en un lugar bañado por la luz de la luna. Puede ser al aire libre o en una habitación con una ventana abierta.

Necesitarás un velón preparado luna llena. Si no puedes conseguirlo sustitúyelo por un velón o vela azul marino ungida con aceite de ruda o aceite esencial de vainilla. También un plato para colocar la vela, un cuarzo blanco, unas varitas de incienso de mirra, un folio partido en 3 trozos iguales y un sobre blanco. Además de un bolígrafo de tinta azul.

Pon el velón luna llena en el plato o en un portavelas si tienes. Enciéndelo con unas cerillas de madera. Pon las varitas de incienso alrededor y delante, el cuarzo blanco. Enciende el incienso.

En un trozo del folio dibuja la luna creciente y escribe lo que deseas para tu vida. Dibuja la luna llena y escribe lo que quieras atraer a tu vida, en otro trozo,. En el tercer trozo dibuja la menguante y escribe lo que quieres que salga de tu vida.

Coge el primer trozo, lee en voz alta tres veces lo que has escrito y da las gracias a la luna azul por habértelo concedido. Recuerda que la fe es muy importante para que el ritual funcione. Das las gracias porque das por supuesto que te lo va a conceder. Guárdala en el sobre y repite lo mismo con el segundo papel, el que tiene dibujada la luna llena.

luna azulLee en voz alta el contenido del tercer trozo de folio, dóblalo y colócalo debajo del velón. El sobre ponlo delante, debajo del cuarzo. Concéntrate en las peticiones que has realizado, qué harás cuando recibas lo que has pedido. Cómo cambiará tu vida. Piensa también en lo que no estás haciendo bien y tienes que cambiar.

Déjalo todo encendido y no lo toques en toda la noche. Así recibirá toda la energía de la luna azul. Por la mañana quema el tercer trozo de folio con la llama de la vela. Tiene que quemarse del todo. Si la vela se ha apagado o se ha consumido del todo es porque el ritual no funciona. La divinidad no ha escuchado tu petición. Guarda el sobre y el cuarzo en un lugar donde tengas objetos personales. Cuando tus deseos se cumplan, tira el sobre y limpia el cuarzo para que puedas volver a utilizarlo.

Ritual para pedir un deseo

Este trabajo está pensado para que la luna azul te bendiga con su energía y te ayude a conseguir aquello que más deseas. Vas a necesitar una vela blanca o azul marino. Un puñado de artemisa, otro de salvia y otro de tomillo. Puedes usar las hierbas que tienes para cocinar. También, unas varitas de incienso, una piedra de luna, un folio blanco, un lápiz y una cucharada de miel.

Coloca el incienso en círculo, en el centro coloca la piedra de luna y la vela. Enciéndela con cerillas de madera. Pon las hierbas alrededor de la vela. Coge el papel y escribe lo que quieras pedir, dóblalo tres veces y guárdatelo en la ropa interior para que esté en contacto con tu piel. Deberás dejarlo ahí durante toda la noche.

Con una cerilla quema las hierbas, una hierba cada vez, y repite la siguiente oración: «Luna azul, Luna de brillo completo, Luna de poder especial que esta noche has de reinar. Por medio de estas hierbas que te ofrezco, eleva mis deseos a la Diosa y al Gran Espíritu, para que me ayuden a poderlos alcanzar.»

Deja la vela encendida toda la noche, que se apague sola. A la mañana siguiente coge el papel y colócalo donde guardes posesiones personales junto con la piedra de luna. No lo toques hasta la próxima luna llena. Entonces, coge una fruta dulce, la que quieras, hazle un agujero y mete dentro el papel. Entierra la fruta en tu jardín o en una maceta. Así el ritual quedará cerrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *