Velas de miel. Usos y rituales

velas de mielComo ya he comentado en anteriores posts, las velas, además de su valor ornamental, tienen un amplio uso esotérico. Por ello, casi todos los actos mágicos incluyen una o más velas. De entre todas, las que más poderosas son para rituales y peticiones son las velas de miel. Estas tienen la capacidad de mover energías positivas, atraer el amor, la bondad y la prosperidad. También resultan muy útiles en los rituales de limpieza. Para que tengan esas propiedades deben ser velas fabricadas con miel pura y cera de abeja. Si son velas sintéticas no funcionarán pues no tienen la energía de la naturaleza que impregna a las velas de miel natural.

Se dice que las velas de miel atraen el amor y el cariño pues están hechas a partir de una de las sustancias más dulces. Por ello son muy apreciadas en rituales de amor y endulzamientos. Pueden usarse solas o como refuerzo de otros rituales. Su energía es tan potente que añadir una vela de miel a un conjuro garantiza que la fuerza de tu petición se duplique. El dulce aroma de estas velas hará que llegue la suerte a tu vida. También la buena salud, el amor y la abundancia, entre otras bendiciones. Por este motivo muchos acuden a su poder para invocar a la felicidad.

En la antigüedad, los egipcios creían que la miel procedía de las lágrimas del dios Ra, por lo que la usaron como ofrenda. Para los griegos era el elixir de la longevidad y para los romanos, la musa de la creatividad. Los hindúes la consideraban potenciadora de la pasión. Los celtas, por su parte, usaban el vino de miel (hidromiel) en un sinfín de rituales. Creían, además, que favorecía y aseguraba un buen matrimonio. Potenciaba la fertilidad, el amor y la devoción.

Cómo hacer velas de miel

Puedes encontrar diferentes tipos de velas de miel. Hay algunas hechas directamente con una lámina de cera de un panal. También hay velas hechas de la cera de la miel o de cera natural pero cubiertas de miel. Para asegurarte de que la vela es de miel puedes hacerla tú mismo. Así, además de tener la energía natural de la miel estará impregnada de tu propia energía y tus deseos. Lo que las hará más efectivas y tus hechizos tendrán más probabilidades de éxito.

Hacer una vela de miel es muy sencillo. Simplemente necesitas una lámina de cera de un panal y un trozo de mecha. Si no puedes conseguirla puedes hacerlo con un trozo de colmena. Lo único que deberás hacer es poner la mecha en un extremo de la lámina y enrollarla hasta que te quede una especie de tubo. Nada más.

Para qué usar las velas de miel

Estas velas tienen muchos usos en la magia y la hechicería. Prendida, por ejemplo, junto a la fotografía de una pareja revitaliza sus vínculos, relaciones y el amor mutuo. Si la enciendes en un negocio, atrae éxito y prosperidad. Enciende una vela de miel si quieres ayudar a que alguien recupere la salud. Colocada en un platillo con monedas ayudan a la economía y la abundancia.velas de miel

Si quieres realizar un ritual con velas de miel es mejor que lo hagas entre los días 11 y 22 de cualquier mes. Estos días son los mejores pues están asociados a la fuerza y a la energía positiva. Por ello, durante esos días la conexión con la divinidad es más fuerte.

Si quieres hacer una petición con velas de miel lo único que deberás hacer es colocar 1, 3 o 7 velas en un plato y encenderlas con cerillas de madera. Mientras lo haces reza una oración al dios o santo al que quieras invocar. También puedes pedírselo a los espíritus o a cualquier otra divinidad. Deja que se consuman solas. Cuando se hayan apagado, tíralas en una corriente de agua, así permitirás que la suerte fluya en tu vida. 

Recuerda que solo las velas naturales, como las velas de miel, pueden tirarse en el mar, río o corriente de agua pues no contaminan. No lo hagas con velas artificiales porque estás perjudicando a la Naturaleza y eso resta fuerza a tu petición.

Rituales con velas de miel

El acto de prender una vela implica un compromiso personal con los cambios que han de venir. Estos exigirán cambios internos en ti que deberás asumir si quieres que todo te sea favorable. En un ritual con velas de miel trabajarás con energías de luz y abriendo portales por lo que tus intenciones y objetivos deben estar claros. Así evitarás que ninguna fuerza negativa se cuele en tu petición.

Nunca hagas peticiones a las velas de miel, solas o en un ritual, a la ligera. Antes de pedir algo debes ser consciente de poder asumir las consecuencias que se derivarán de tu petición. Tienes que tener claro qué pides, por qué y estar seguro de que puedes enfrentarte a ello.

Por ejemplo, si yo hago un ritual para quedarme embarazada porque deseo un hijo y uso velas de miel y pongo en ello toda mi fe es posible que ocurra. Pero si yo no tengo dinero, ni y trabajo ni familia que me ayude con ese hijo, no debo pedirlo porque no puedo afrontar lo que supone un tener bebé.

Prepara el espacio donde vayas a hacer el ritual con mimo y atención. Escoge una estancia donde te sientas a gusto y decórala con objetos a modo de altar que sean representativos para ti. Consagra el espacio a tus guías y a los seres de luz que siempre te acompañan y protegen.

velas de mielRitual para atraer dinero

El conjuro que encontrarás a continuación es muy útil si necesitas que la abundancia y la prosperidad lleguen a tu vida. Es un ritual sencillo para el que necesitarás una vela de miel. Si no tienes puedes usar una vela de cera natural y color miel. Úngela con miel diluida en agua. También vas a necesitar un plato, tres hojas de menta o tres ramas de canela. Además de un puñado de sal y cerillas de madera.

Para que funcione deberás hacerlo con mucha fe y pensando que va a funcionar. Lo primero, imagínate siendo próspero. Visualízate teniendo lo que vas a pedir. Recréate en los detalles, en cómo te sientes o con quién vas a compartirlo. No hagas tu petición desde la carencia o el miedo. Hazla desde la seguridad de que lo que quieres ya está en tu vida o está llegando.

Lo primero que debes hacer es colocar la vela en el plato y trazar a su alrededor un círculo de sal. Esta mantendrá las energías negativas alejadas. Pon en el plato, alrededor de la vela, las tres hojas de menta o la canela. Prende la vela y en voz alta y con firmeza di:

 “Niego toda apariencia de escasez. No es la verdad, no lo puedo aceptar, no la quiero. La abundancia de todo es la verdad. Ya está todo previsto, todo dado por un Padre todo amor. Sólo tengo que reclamar mi bien. Señálame el camino, Padre. Habla que tu hijo te escucha. Espiritualmente, lo que necesito está conmigo, y reclamo la apariencia material porque me hace falta en este momento. Gracias Padre porque siempre me escuchas”

Repite este decreto tres veces y deja que la vela se consuma. Durante 21 días repite la oración tres veces al día. La abundancia llegará a tu vida.

Si no eres creyente usa este decreto:

 “Lo que necesito ya está aquí y todo es para mi bien más elevado. Yo soy un imán para la riqueza y todo lo que pido me es concedido. Gracias, gracias, gracias”

También deberás repetirlo tres veces y dejar que la vela se consuma. Durante 21 días repite la oración tres veces al día.

Recoge los restos de vela, la canela y la sal y envuélvelo todo en un papel de periódico y tíralo lejos de tu casa. Puedes deshacerte de ello en un contenedor o una papelera. También puedes enterrarlo si tienes jardín o una maceta grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *