Remedios caseros comprobados científicamente

remedios caserosNo toda la farmacopea es mala ni todos los remedios caseros que usaba tu abuela son maravillosos. Como en todo en la vida, hay medicamentos muy útiles y otros que son un simple placeboy con los remedios caseros pasa igual: algunos son una soberbia tontería pero otros son muy eficaces además de ser sanos, naturales, baratos y fáciles de usar. De eso es justo de lo que va a tratar este post, de los remedios caseros que la ciencia ha demostrados que son muy útiles para tratar diferentes dolencias.

Como ya he comentado en otras ocasiones, las plantas son una fuente inagotable de remedios caseros para combatir diferentes enfermedades de manera natural y sin efectos secundarios, la fitoterapia así lo demuestra, pero no todos los remedios caseros que llevan plantas son efectivos o al menos no se ha demostrado su eficacia. Lo que a continuación os muestro son remedios caseros  procedentes de la sabiduría popular que la ciencia respalda y por lo tanto que se ha comprobado que funcionan. No todos los remedios caseros comprobados científicamente están en esta lista sólo analizo los que me han parecido más relevantes y de los que aún no se ha demostrado la eficacia, creo que se puede dudar hasta cierto punto, porque aunque la ciencia no diga nada al respecto si a ti te funciona un remedio casero que no es dañino si no que te hace bien ¿por qué no usarlo?

Sopa de pollo para el resfriado

Cuando tú o cualquiera de tu familia está resfriado lo primero que ofrecen las personas mayores de la casa es un caldo de pollo calentito. La verdad es que reconforta bastante pero ¿es un remedio eficaz?

Pues aunque la sopa de pollo ni previene ni acorta la duración de un resfriado, sí es cierto que atenúa los síntomas. Según la investigación del neumólogo Steven Rennard, profesor de medicina en Larson (Nebraska), los vapores de la sopa de pollo ayudan a drenar las fosas nasales permitiendo la eliminación de la mucosidad y que el enfermo se sienta mucho mejor. Además, según la misma investigación, el calor de la sopa alivia el dolor de garganta y su ingestión previene la deshidratación. ¿Y a quién no le apetece una sopita caliente cuando está resfriado?

Miel para la tos en niños

Otro de los remedios caseros más utilizado en los resfriados es la miel, sobre todo para calmar la tos, y es que distintos estudios realizados en niños y adolescentes de entre 2 y 18 años con infecciones en las vías respiratorias demostraron que la miel es capaz de aliviar las membranas irritadas en la parte posterior de la garganta, y que posee efectos antioxidantes y antivirales. Tanta es su eficacia que hasta la OMS considera que dar a los niños mayores de un año, dos cucharadas de miel mezcladas con el zumo de un limón mediano y un dedo de agua caliente, suaviza la garganta y alivia los síntomas provocados por la tos persistente.

Gárgaras para las infecciones de las vías respiratorias

remedios caseros

Si ya no eres un niño y no puedes usar miel para aliviar tu resfriado o gripe, puedes probar a realizar gárgaras con agua tibia a la que le hayas añadido sal (media cucharadita para una taza de agua tibia). Un estudio realizado a 400 voluntarios determinó que aquellos que realizaban este tipo de gárgaras sufrían menos infecciones que los que no las realizaban. A partir de estos datos, los científicos pudieron asegurar que las gárgaras con agua ligeramente salada son buenas para evitar infecciones en las vías respiratorias ya que reducen la inflamación de la garganta al eliminar las bacterias que la causan. Para que este fenomenal remedio casero funcione hay que repetir las gárgaras varias veces al día y por supuesto no tragarse el agua.

Extracto de hipérico para la depresión

La depresión es una enfermedad grave y hay que tomarla muy en serio y aunque se ha demostrado que el hipérico ayuda en las depresiones leves, no existen remedios caseros para curar depresiones severas, en esos casos siempre es mejor acudir a un profesional, que nadie quiera venderte que el hipérico cura la depresión así sin más porque no es cierto, sólo funciona en casos de depresión leve y sólo para aliviar algunos síntomas.

El hipérico, también conocido como hierba de San Juan, ha demostrado tener un efecto positivo en pacientes con síntomas de depresión. Numerosos estudios científicos han demostrado que la administración diaria de 150 a 300 mg diarios de extracto de hipérico durante cuatro semanas disminuye la ansiedad y ayuda a aliviar los síntomas de depresión. Antes de atiborrarte a pastillas de la farmacia, si te sientes un poco triste y decaído puedes probar con el hipérico, es una hierba muy bien tolerada con muy pocos efectos secundarios. 

Regaliz para la gastritis

Un estudio realizado por dos investigadores del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la UNAM, ha encontrado más de 160 plantas que son eficaces contra la gastritis. Entre ellas, la más popular entre los remedios caseros: el regaliz, muy utilizada por nuestras madres y abuelas para curar los dolores de estómago.

El regaliz es la planta más usada en la Medicina China Tradicional para tratar problemas gastrointestinales y pulmonares, además de formar parte de tónicos para fortalecer las defensas.

remedios caserosLa ciencia ha demostrado la eficacia del regaliz para el tratamiento de gastritis y úlceras gastroduodenales ya que protege al aparato digestivo de la acidez, ejerce un efecto antiinflamatorio e inhibe la pepsina.

Para usar el regaliz como remedio contra la gastritis puedes prepararte un té con 10 gr De raíz seca de regaliz hervida en un litro de agua durante 10 minutos. Después dejas reposar la infusión 20 minutos y estará lista para aliviar tu dolor de estómago. Si te gusta el sabor del regaliz puedes chupar a lo largo del día dos o tres trozos de su raíz pero tirándola después de chuparla.

No debes tomar más de 20 gramos de regaliz al día y los niños no pueden tomar más de 10. Tampoco es recomendable para embarazadas.

Baño caliente contra el insomnio

Entre los remedios caseros más populares cuando no puedes dormir están tomarte un vaso de leche caliente o bien un baño. Según el Dr. Michael A. Gradner especialista del Centro de sueño y Neurobiología Circadiana de la Universidad de Pensilvania un baño con un jabón relajante puede ayudar, y mucho, a conciliar el sueño. Esto es así porque relajarte en la bañera hará que tu temperatura corporal aumente y, al salir, la bajada de temperatura repentina que es parecida a la que se produce cuando te preparas para dormir hará que tu cerebro lo asocie y te ayude a conciliar el sueño. Además, en un realizado en 1985 se descubrió que las personas que se dan un baño caliente antes de dormir se duermen más rápido y descansan mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *