Religiones neopaganas. La Wicca

wiccaA finales del siglo XIX empezaron a surgir en Europa una serie de movimientos espirituales que se apartaban de las corrientes tradicionales como el judaísmo, el cristianismo o el Islam. Todas ellas compartían algunas características por lo que se englobaron en una misma corriente de pensamiento llamada neopaganismo. Las religiones neopaganas, pues así se consideran ellas mismas, tienen en común que mezclan antiguos cultos paganos anteriores al cristianismo con creencias más recientes como una interpretación religiosa de la ecología. Todas ellas son politeístas y creen en la vida como un ciclo eterno. Entre estas creencias destaca la brujería tradicional, los cultos reconstruccionistas y la wicca.

Aunque algunos consideran que la wicca es sólo una corriente esotérica, es una verdadera religión. Pues igual que cualquier culto posee una rica mitología, dioses a los que adoran e invocan, normas morales que hay que respetar, y una organización jerárquica aunque muy flexible. Es cierto que tiene un componente mágico pues rinden culto a la Naturaleza y sus espíritus a través de rituales en los que se emplea la magia. Pero eso es solo un componente de su religión.

La wicca es una mezcla de tradiciones esotéricas como el chamanismo y la adoración de la naturaleza con antiguas religiones paganas como la religión de los celtas.

La Wicca ¿es magia negra?

Los practicantes de la wicca usan la magia en su día a día por lo que podría considerarse que son en parte brujos. Pero en ningún caso usan magia negra pues no buscan hacer el mal con sus conjuros, ni invocar espíritus malignos ni resucitar muertos. Mucho menos puede considerarse a la wicca como un culto satánico. Sus principales dioses, el Dios y la Diosa, son seres amables que sólo buscan ayudar e iluminar a sus seguidores. Nunca causar el mal ni maldecir a los que no comparten sus creencias. La Wicca promueve el pensamiento libre, la individualidad y el crecimiento espiritual y psíquico.

Los practicantes de la wicca, por su naturaleza, se rigen por un sistema de creencias que prohíbe ritos y hechizos que puedan perjudicar a cualquier ser vivo. No aceptan el concepto del mal absoluto, ni adoran a ninguna entidad maligna como el Diablo. No buscan el poder a través del sufrimiento de los demás, ni aceptan que el beneficio personal se logre utilizando o dañando a otras personas.wicca

Un poco de historia

En el año 1951 en Reino Unido se abolió la última ley contra la brujería que estaba vigente la época de Enrique VIII. Esta ley condenaba a multas, penas de cárcel y hasta expulsión del territorio nacional a todo aquél que conjurara espíritus, predijera el futuro, realizara hechizos o encantamientos. Al perder su vigencia, empezaron a salir a la luz multitud de personas que practicaban la magia y entre ellos los que se congregaban alrededor de la wicca.

Fue Gerald Gardner el que creó la religión wicca como tal en los años 40 y 50 del pasado siglo. La llamó culto de las brujas y a sus seguidores, wiccanos pero pronto se conoció como religión wicca. Muchos estudiosos como Gary Cantrell o Andrea Billips defienden que en realidad la wicca tiene su origen en la cultura celta y es cierto que algunas de sus creencias provienen de la religión de aquellos. Por ejemplo, la celebración del ciclo de las estaciones pero eso no significa que sea una religión derivada de la religión de los celtas. La wicca recoge otras muchas creencias de diversas fuentes como elementos cabalísticos egipcios o tradiciones masónicas.

Esta religión está compuesta por más de una corriente, cada una de ellas con características propias. Pero todas tienen una base común. Aquí sólo comentaré las características comunes a toda  la wicca por lo que es posible que hayas leído sobre otras creencias wicca que no recojo. Eso es porque no pertenecen a todas las corrientes wiccanas sólo a una.

Creencias wiccanas

La wicca es una religión panteísta arraigada en la tierra y sus ciclos. La conexión con la Naturaleza es indispensable. Su carácter panteísta hace que crean que todo en la Naturaleza es divino. Todo forma parte del Dios y la Diosa, principales divinidades wiccanas. Para ellos, el Universo está formado por dos energías que se complementan, la masculina representada por el Dios y la femenina, representada por la Diosa. Juntas generan todas las energías del universo. Además creen en la reencarnación y practican la magia.

Uno de los principales preceptos de la wicca es que puedes hacer lo que quieras, siempre y cuando no hagas ningún daño ni a ti mismo ni a los otros. Otro de los principios en los que se basa es la Ley de las Tres Veces que postula que todo lo que hagas en esta vida te será devuelto por triplicado, sea bueno o malo. Creen también que existen muchas maneras de acercarse a la divinidad. No sólo la religión wicca, por lo que respetan todos los cultos y no hacen proselitismo para convertir a los demás.

wicca

A diferencia de otras religiones, la wicca no tiene una organización centralizada que dicte las normas que se deben seguir. Es más, si se desea puede practicarse la Wicca en solitario. Es cierto que muchos wicannos se organizan en coven en los que existe un líder o maestro que los dirige pero también hay muchos otros que practican su religión a su manera y sin contacto con otros creyentes. Lo que sí comparten todos los wiccanos son los conceptos religiosos y éticos básicos así como la estructura básica de rituales y fiestas.

Los dioses wiccanos

Como ya he comentado, los practicantes de la Wicca adoran a dos dioses principales el Dios y la Diosa que encarnan las fuerzas de la Naturaleza, la dualidad masculino-femenina. Todo es energía incluidos todos los seres vivos y no vivos que están rodeados por la energía divina del Dios y la Diosa. La Diosa es el misterio oculto, Él es la energía desatada. Cuando ambos se encuentran tiene lugar la creación.

El Sol se considera masculino por lo tanto se asimila al Dios wiccano, representado por un varón astado, al igual que el Cielo. Por su parte, la Luna es femenina por lo que es el símbolo de la Diosa al igual que la Tierra. La diosa wiccana se representa en muchas ocasiones como una Triple Diosa: anciana, madre y doncella. Y como es la personificación de la Tierra, se la considera la madre que nos alimenta.

Para muchos wiccanos, la Diosa tiene un papel preeminente al ser la que todo lo concibe. El Dios Astado es la chispa de la vida dentro de Ella, al mismo tiempo que amante e hijo de la Diosa. Muere y renace en cada ciclo anual, como representación de las cosechas.

Ser wiccano supone adorar a la gran Diosa y al Dios Astado. También seguir la filosofía, ética, y prácticas wiccanas. Para ello deben trabajar de forma pacífica, buscando unir en lugar de dividir, ser de utilidad, cuidadores, consejeros y guardianes de la vida en la Tierra.

Como has podido comprobar la wicca es un culto complejo y  muy interesante. Por esta razón en próximas entradas analizaré las principales fiestas wiccanas, los elementos que forman parte de sus rituales y multitud de hechizos wicannos. ¡Te espero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *