Orishas, guías y protectores de los hombres

orishasMuchas religiones localizadas en el Caribe y Sudamérica que derivan de cultos africanos incluyen en sus creencias la adoración a los orishas, entre ellas el candomblé, la umbanda o la santería. La santería es una religión de procedencia yoruba que floreció en Cuba con la llegada de esclavos africanos en el siglo XV. Los yoruba eran miembros de una tribu procedente de Nigeria que fueron llevados a América como esclavos desde el siglo XV hasta el XIX. Llevaron con ellos su religión y costumbres pero fueron obligados a convertirse al catolicismo.

Pese a esa conversión forzosa, los esclavos yoruba siguieron con su religión. Pero, para evitar castigos, escondieron sus creencias y rituales bajo formas católicas dando como resultado un sincretismo religioso conocido hoy como santería. Así, el dios Olodumare se identificó con el Dios Creador católico, Olorún con Jesucristo, y los Orishas fueron representados a través de santos o imágenes de la Virgen con las que guardaban cierta similitud.

La religión yoruba y los orishas

La religión yoruba es originaria de Nigeria y otros países de África Occidental donde se practica desde antiguo. Su dios principal es Olodumare es el dios supremo, y omnipotente. De él proviene todo lo creado. Es la manifestación material y espiritual de todo lo existente. No tiene imagen porque no tiene atributos humanos. No se le hacen ofrendas.

Olofi u Olofin es el hijo de Olodumare y una de sus manifestaciones. El mayor de los orisha recibe el nombre de Obatalá. Es el creador de los seres humanos y todo lo que habita en el planeta.  Existen más de mil seiscientos Orishas en el panteón yoruba, de los cuales dieciséis son los más venerados. Cada Orisha es poseedor de innumerables secretos, cuando alguien desea dirigirse a ellos, debe hacerlo con seriedad y respeto. Para invocarlos, los sacerdotes les rezan oraciones sagradas y les ofrendan coloridas ceremonias y consagraciones místicas.

Orishas más populares

Los orishas son los guías y protectores de la raza humana. Además, velan porque cada mortal cumpla el destino que tiene marcado desde su nacimiento. Los que no cumplen, siguen en la rueda de las sucesivas reencarnaciones. Cada miembro de la religión tiene su orisha protector, el del día de su nacimiento, al que debe rendir culto. Los orishas, como ya he dicho, se asimilan a santos o vírgenes católicos. Su identificación con ellos tiene que ver con sus ropajes o por las características por las que se le conoce.

Así, Santa Bárbara, vestida de rojo y con espada se identifica con el orisha Shangó o Changó guerrero y señor de la fuerza. Ogún, dios de la guerra y las armas, es San Jorge, el vencedor del dragón en la iconografía cristiana. Agayú, orisha vigilante de los caminos, se asimila a San Cristóbal, patrón de los viajeros Inle, el médico, es San Rafael, el arcángel que sana. La Virgen de la Regla es Yemayá, diosa de la maternidad, etc.

Obbataláorishas

Representa la justicia, la salud, la sabiduría, la verdad y la paz. Es el mayor de los orishas, Es dueño de la inteligencia y de los sentimientos humanos. Su color es el blanco como símbolo de paz y pureza. Su número es el ocho y su fecha de homenaje es el 24 de septiembre. Se identifica con la Virgen de las Mercedes. Los creyentes protegidos por Obbatalá, sus hijos, son tranquilos y reservados. Suelen dedicarse a trabajos intelectuales y son muy voluntariosos.

Shangó o Changó

Es otro de los orishas más destacados. Parece que existió en la vida real; fue un rey en Nigeria, guerrero muy valiente, mujeriego y bebedor. Changó, además de guerrero es adivino y curandero. Así, sus hijos son también adivinos por naturaleza. Orisha de la guerra, tiene en su poder el rayo, el trueno y el fuego. Shangó se identifica con Santa Bárbara, pero en la regla de Ocha es un orisha muy varonil que no tiene caminos de hembra. Su número es el 4, su color el rojo y blanco y su fecha el 4 de diciembre. Sus hijos son voluntariosos, altivos, inteligentes y coléricos.

Oshun

Este orisha representa la intensidad de sentimientos y la espiritualidad. También la sensualidad, el amor y la feminidad. Protege a gestantes y parturientas. Está representado como una mujer bella, alegre y sonriente. Pero en su interior es severa y triste. Simboliza el rigor religioso y el castigo implacable. Está relacionada con las joyas, los adornos corporales y dinero. Sus seguidores llevan ofrendas al río y le piden sus favores. Está asimilada con la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. Su número es el 5 y su color, el amarillo.

Yemayá o Yemanjá

De entre los orishas, Yemayá, es la madre de todos los hijos en la tierra.  Es la fuente de la vida, la fertilidad y la maternidad. Su símbolo son las olas del mar. Representa la inteligencia, la sabiduría y los espíritus rebeldes y cambiantes como las olas del mar. Si Yemayá castiga, es implacable e inflexible. Está asimilada a la Virgen de Regla cuyo día de celebración es el 7 de septiembre. Su número es el 7 y su color es el azul.

Elegguá

Este orisha es dueño de los caminos y del destino. Además es quien abre los caminos para que los creyentes puedan continuar en la religión. Pese a ello, es un guerrero temible cuando se une a Oggún. Su símbolo son las rocas. Tiene en su poder todos los caminos del alma que abre o cierra para dar felicidad o infelicidad a los hombres. Es el portero de la sabana y el monte. Su número es el 3, sus colores el rojo y el negro. Está asimilado al Santo Niño de Atocha que se celebra el 6 de enero.

orishasBabalú Ayé

Este orisha cura a los enfermos y puede ayudar a remediar las miserias humanas pero es muy exigente con el cumplimiento de las promesas que se le hacen. Si no se cumplen, castiga con enfermedades de la piel. Su número es el 17, el color el morado y su fecha el 17 de diciembre. Babalú Ayé se identifica con San Lázaro. Este santo fue rescatado de la muerte por Jesús. Igualmente Babalú Ayé fue rescatado de la muerte por Olofi. Los hijos de este orisha son personas preocupadas por el bienestar físico, mental y espiritual de los que los rodean. Siempre intentan dar afecto, comprensión y ayuda. Pero son solitarios y acomplejados.

Orunmila

Ọ̀rúnmìlà u Ọrúnla en yoruba, conocido también como Orula es el orisha de la adivinación y la sabiduría. Fue el testigo de Dios (Olodumare) cuando creó el universo. Por ello, conoce el destino de todas las cosas y seres vivientes. Representa la sabiduría de la vejez. Su principal misión es engendrar el bien en la mayor cantidad de seres humanos posible. Orunmila estuvo cuando cada uno de nosotros escogió su destino antes de nacer. Por eso conoce nuestro presente, pasado y futuro. Sus colores son el amarillo y verde, sus números, el  4 y el 16. Se asimila a San Francisco de Asís y su fiesta es el 4 de octubre.

Existen muchos más orishas como Oggún, Oshoshi, Iroko, Olokun, etc. De ellos, hablaré en otra entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *