Magia Blanca, la magia universal

magia blancaLa palabra magia hace referencia tanto al conjunto de trucos que desafían la intuición o la lógica como al arte o ciencia de controlar y manipular las fuerzas invisibles de la Naturaleza. En mi opinión el concepto de  magia se aleja del simple espectáculo ilusionista y apunta más a un sistema de creencias que permiten manipular las fuerzas invisibles de la Naturaleza para conseguir lo que el mago desee. Así la magia está asociada al esoterismo y al conocimiento de saberes más allá del mundo físico. Todo en el Universo está compuesto de energía, sea esta visible o invisible. Lo que la magia busca es controlar esa energía y usarla en su favor.

De entre todos los tipos de magia, que no de ilusionismo, el más conocido y universal es la magia blanca. Llamada también sendero de la derecha, esta es la magia más practicada en el mundo. Esto se debe a que cualquiera puede usarla. Y es que la magia blanca se basa en la idea de que el Universo está impregnado de energía que conecta todas las esferas del cosmos. Y que el espíritu humano puede influir en los acontecimientos sintonizando su propia energía con la energía universal. Así en la magia blanca se usan las energías y fluidos espirituales que nos rodean y a los que se puede acceder a través de hechizos y conjuros.

Antes de continuar querría aclarar que aunque normalmente se hable de magia blanca, magia negra, azul, verde…., en realidad la magia es sólo una. Lo que ocurre es que para poder estudiarla y practicarla mejor se la divide en diferentes categorías dependiendo del uso que de ella se haga.

Dentro la magia blanca se engloba todas las fórmulas y rituales destinados a beneficiar a alguien, ya sea para procurarle buena salud, amor, dinero o felicidad. Por eso se la conoce también como magia benéfica, bienhechora o positiva. Y es que para practicar magia blanca el ejecutante debe tener buena predisposición, pensamientos positivos y una intención pura. Lo que llenará el ambiente de la energía necesaria para alcanzar lo que se desea. La magia blanca sólo puede usarse para hacer el bien. En el caso de que se quiera perjudicar a alguien o causar algún tipo de mal habrá que recurrir a otro tipo de magia, por ejemplo a la magia negra.  magia blanca

Como decía, la magia blanca necesita de pensamientos positivos y mucha fe para funcionar.  Y es que la fe es una de las herramientas más poderosas para conseguir tus objetivos a través de la magia. El poder de la fe es inmenso y tiene mucho de potenciador de deseos. La magia blanca hay que sentirla y visualizarla. No funcionará si no crees en ella. Por eso los rituales que se realizan con fe y mente positiva suelen dar muy buenos resultados.

Requisitos para usar la magia blanca

La práctica mágica sea del tipo que sea requiere de unas condiciones especiales para utilizarse. Antes de nada hay que tener claro que la magia es algo muy serio. No es un juego sino que su uso tiene consecuencias. Después, y sobre todo en la magia blanca, hay que saber qué se quiere conseguir. Es decir, hay que tener muy claros los objetivos por los que usamos la magia.

Además de todo lo anterior, antes de empezar a realizar cualquier conjuro de magia blanca debes reunir una serie de herramientas y espacios. Para empezar necesitarás un lugar dedicado sólo al uso de la magia. Debe ser un sitio en el que puedas relajarte y donde nada te moleste. Tal vez una habitación entera o una parte de alguna. En ella deberás colocar una mesa de pequeñas dimensiones despejada, donde puedas trabajar sin distracciones. Recubre la mesa con un paño o un mantel blanco de algodón, ya que representa la paz espiritual.

También es necesario que te sientas tranquilo y relajado antes de empezar cualquier ritual de magia blanca. Para relajarte y a la vez concentrarte puedes realizar un ejercicio como éste que te propongo a continuación.

Ejercicio para relajarse y concentrarse

Siéntate en una silla en el espacio que hayas escogido para tus prácticas de hechicería. Cierra los ojos y observa todos tus problemas, uno a uno. Debes mirarlos y analizarlos como si no te afectaran. Tienes que ser como un observador, todo esto sin olvidarse de ti mismo. Haz esto durante 15 minutos. Después escoge uno de esos pensamientos y concéntrate en él evitando pensar en nada más.

Una vez lo hayas analizado, viene la parte más difícil. Ya que deberás echar de tu mente todo pensamiento y dejar la mente en blanco. De esta manera te liberarás de tus ansiedades y temores y te sentirás relajado y tranquilo. Debes intentar mantener la mente en blanco al menos 15 minutos.

Tras esto prepara tu mente para pensar en positivo. Debes concentrarte en los beneficios que te va a traer el conjuro que vas a hacer y visualizarlos como si ya los estuvieras disfrutando. Hazlo durante siete minutos y ya estarás listo para realizar tu ritual.

Materiales para hechizos de magia blanca

En cuanto a las herramientas que necesitarás para tus conjuros de magia blanca debes saber que cada ritual suele necesitar algunos materiales específicos. Pero también otros que se utilizan en la mayoría de rituales de magia blanca. Los que se usan más son las velas de diferentes colores según el tipo de pedido que hagas. Aquí puedes encontrar una explicación de cómo son las velas para rituales. También se usan muchas hierbas y plantas ya que la brujería blanca está muy conectada a las fuerzas de la naturaleza.

magia blancaOtro elemento que siempre se usa es el incienso y es que es muy útil para purificar el ambiente antes y durante un ritual. Pueden ser de diferentes olores, eso ya es a gusto de uno. Aceites esenciales, sal marina y gemas o piedras preciosas son también muy habituales. En mi opinión no es necesario comprarse mucho de todos  los materiales sino irlos adquiriendo a medida que los vas necesitando. Así no gastarás dinero en cosas que tal vez no uses demasiado. Con el tiempo te harás con una buena colección de elementos mágicos que estarán impregnados de tu energía.

Seguir las instrucciones

Una cosa muy importante y que no mucha gente tiene en cuenta es que los rituales deben seguirse al pie de la letra. Es decir, debes seguir todos los pasos que se indiquen en el hechizo. No te servirá de nada tener una fuerza espiritual y una energía interior gigantesca si no sigues las instrucciones correctamente.

La mayoría de los hechizos han sido y modificados a lo largo del tiempo por expertos en magia blanca. Hay muchos años de experiencia detrás de cada conjuro. Normalmente esos rituales están comprobados y se sabe que funcionan por lo que es mejor no cambiarlos.

Paciencia

Otro elemento imprescindible a tener en cuenta cuando vayas a iniciarte en la magia blanca es que hay que tener paciencia para esperar los resultados. La magia no es una ciencia exacta, la naturaleza no tiene un tiempo exacto si no aproximado. Por ello deberás tener paciencia si los resultados no llegan en el tiempo esperado. Hay muchos factores que pueden hacer que se retrasen los resultados o que los anulen. Por ejemplo, tal vez has olvidado algún paso, te han interrumpido mientras realizabas el conjuro o estás pidiendo algo imposible.

Hay que ser realista, si haces un conjuro para pedir que la luna desaparezca del firmamento posiblemente no resultará. Porque la energía del universo que mantiene la luna en el cielo es superior a la que tú puedas generar con tu fe y tus pensamientos positivos. El tiempo te dirá si has tenido éxito o si debes buscar otro camino o hechizo más adecuado.

Existen otras normas a tener en cuenta para que tus rituales de magia blanca sea un éxito. Por ejemplo qué día de la semana conviene hacer cada tipo de hechizo o en qué fase de la luna. En la próxima entrada te contaré todas esas cosas y alguna más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *