Feng Shui en la cocina

Feng Shui en la cocinaEn la cultura oriental la cocina se considera el corazón del hogar donde se elabora el sustento familiar. Donde se crea y se trabaja para el placer de los sentidos. Además es un lugar de reunión y donde está el fuego físico en el hogar. Por ello se considera el espacio simbólico de la creatividad y la vitalidad de los habitantes de la casa. En la cultura occidental, sin embargo, el centro de la casa se desplaza hasta el dormitorio. Debido a que se da mayor importancia a las relaciones personales, especialmente de pareja. Y menos a la pervivencia física por la comida.

Así, la escuela oriental del feng shui asocia la cocina con la prosperidad y la riqueza. La considera el centro neurálgico de la casa. Por lo que la protege para evitar que la mala fortuna y la ruina entren en el hogar. La escuela europea, por su parte, equipara la cocina con el baño. Ambos son puntos que crean más rápidamente afectan a la vida de los habitantes de la casa. Es decir, una cocina o un baño con buen feng shui influyen en el entorno en poco tiempo. Como ocurre en otras estancias de la casa, el feng shui en la cocina implica sobre todo orden y limpieza.

El principio fundamental aplicado por la escuela europea en la cocina es el término medio. Es decir, evitar los extremos en el uso de elementos y colores. Buscar el punto central que genere un efecto positivo a nivel simbólico y material. Otro de los principios aplicados dice que “si la solución ideal no es posible, busca la siguiente mejor solución. Si esta tampoco es posible, busca la siguiente mejor pero que sea aplicable”. El sentido común unido al feng shui en la cocina puede lograr efectos mágicos.

Los cinco elementos en la cocina

Como sabes, uno de los pilares del feng shui es la teoría de los cinco elementos por lo que todos deben estar presentes en la cocina. Si se omite alguno el flujo del Chi experimentará una interrupción. Por lo que ese espacio repelerá la abundancia y la buena suerte.

El elemento predominante en la cocina es el fuego por la presencia de fogones, horno, microondas, etc. Este elemento potencia la economía familiar. Pero es importante controlar y contrarrestar el exceso de fuego. Si este elemento es muy fuerte puede hacer el dinero familiar se “queme.” O que los negocios se conviertan en humo sin llegar a buen término. Iguales efectos se producirían en el resto de aspectos de la vida familiar: pareja, salud, fama…feng shui en la cocina

Una manera de equilibrar el poder del elemento fuego es añadiendo objetos pertenecientes a los otros cuatro elementos básicos del feng shui. Por ejemplo, pueden añadirse a la cocina fregaderos, colores azules en paños y menaje o imágenes de agua en movimiento para potenciar el elemento agua. También elementos de cristal o alguna planta para potenciar el elemento tierra. Este elemento puede potenciarse también con elementos de cerámica, colores ocres o amarillos, objetos de forma cuadrada, etc.

Otro elemento que suele proliferar en las cocinas es el metal del que están hechos la mayoría de los electrodomésticos y ventanas. También abunda el color blanco, símbolo del elemento metal.  El metal genera movimiento y no favorece la concentración necesaria para cocinar. Para controlar el exceso de metal, se pueden usar objetos del elemento fuego y del elemento agua. Por ejemplo, paños de cocina o servilletas de colores rojos, fotos o cuadros de personas queridas para dar más calidez a la cocina.

Consejos para aplicar feng shui en la cocina

Uno de los elementos más importantes para el feng shui en la cocina, son los fogones. Estos deben cuidarse, mantenerse limpios y usarse frecuentemente. La mejor posición para colocarlos es en medio de la cocina en el centro de una isla. Si no se puede, hay que colocarlos de manera que la persona que cocine pueda tener una visión de la puerta de entrada a la habitación. Si tampoco es posible, se puede usar una superficie reflectante como un espejo o cazuela bruñida que permita ver qué sucede a la espalda.

Para hacer de la cocina un lugar de encuentro familiar es bueno poner una mesa cómoda donde poder desayunar o hacer una comida ligera. Es recomendable que también pueda usarse como mesa auxiliar o para que algún miembro de la familia haga compañía al cocinero. De esta manera la cocina deja de ser un lugar de exilio donde se trabaja mientras los demás se divierten. Y pasa a convertirse en un lugar cálido que anima a entrar y cocinar. La mesa debe crear una separación entre la lavadora, el frigorífico y el fregadero, con el horno y los fuegos. Así se disminuye el antagonismo agua-fuego que crean esos elementos. Si no cabe una mesa puede optarse por un modelo plegable.

feng shui en la cocinaLa luz y los colores

Los colores también juegan un papel importante para conseguir un buen feng shui en la cocina. Las paredes deben ser de color brillante y claras, como beige, blanco, azul claro o verde claro. Estos colores deben combinarse con tonos terrosos como naranja y amarillo para fomentar la calidez. Pero con cuidado porque un exceso de estos colores propiciaría una tendencia a comer constantemente. Los tonos de verde promoverán crecimiento económico y el azul en tonos claros fomentará la comunicación.

La iluminación más recomendable es la natural que convierte la cocina en un espacio luminoso y brillante. Si no es suficiente con la luz natural se pueden iluminar las esquinas con focos de luz brillante. Así evitarás el estancamiento de la energía en las esquinas. Se generará también un movimiento y crecimiento constante de proyectos de trabajo y sentimentales.

Si la cocina es una zona húmeda o con poca iluminación natural coloca tazones de porcelana con sal de grano en las esquinas para absorberla. Evitarás así el estancamiento de la energía.

Es importante tener cuidado con los desagües. Estos son como aspiradoras que succionan la energía y repercuten en la creación de conflictos. Atraen problemas económicos, alejan la buena suerte y enfrían las relaciones personales. Una manera de solucionarlo es colocar una tapita de plástico sobre los sumideros o en una plantita al lado del desagüe.

Un consejo recién llegado de China

Tener un buen feng shui en la cocina pasa por tener siempre la nevera bien surtida. Simbólicamente, la nevera sustituye a la urna llena de arroz que tradicionalmente colocaban los chinos en la cocina. Con ella se aseguraban de que nunca les faltaría de comer. Debajo de esa urna colocaban un paquete de monedas envueltas en papel rojo. Con él se aseguraban la buena fortuna siempre que lo cambiaran por otro nuevo el primer día del año lunar. Esta práctica todavía se sigue realizando y el feng shui en la cocina la recomienda. También debe colocarse encima del frigorífico o en la mesa un frutero, mejor de madera o cerámica con frutas frescas. Sus semillas promoverán un ambiente agradable al igual que las verduras limpias y saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *