Fantasmas, realidad o ficción

FantasmasCasi todo el mundo ha vivido o ha conocido a alguien que ha vivido un fenómeno paranormal relacionado con fantasmas. Y es que estos son los entes de los que más apariciones se han registrado. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas en 2002, más del 20% de los españoles creían en la existencia de los fantasmas. Una cifra que aumenta enormemente en otros países como Estados Unidos. Según una encuesta realizada este mismo año para el Huffington Post, el 45% de los americanos creen en los fantasmas.

Cuando decimos fantasmas nos referimos a todas las representaciones visuales, acústicas o táctiles del cuerpo no físico de una persona fallecida. Es lo que popularmente se conoce como espíritu o alma de una persona difunta. Quienes dicen haberlos visto los describen como siluetas o sombras monocromas. Normalmente oscuras o blanquecinas, más bien difuminadas. Tienen forma humana pero pueden no estar completas o no tener rasgos definidos ni rostro. Estas figuras flotan en el aire y cuando se mueven adoptan la apariencia de esferas de luz.

En cuanto al motivo por el que esos espíritus aparecen en el mundo de los vivos, es un misterio no resuelto. Aunque la mayoría de los expertos apuntan a que cuando una persona fallecida se manifiesta entre los vivos de una manera perceptible, es porque no ha abandonado su existencia terrena. Es decir, si el alma de un difunto toma una apariencia visible, moviendo algún miembro o produciendo sonidos, es porque tiene algo por resolver en este mundo.

Qué dice la ciencia

Esta última afirmación es bastante controvertida ya que la ciencia opina que la mayoría de las apariciones clasificadas como fantasmas tienen una explicación científica. Así cuando alguien afirma ver un fantasma puede deberse a un fallo del cerebro provocado por un estado de cansancio y estrés. Sería este el motivo por el cual no se ven fantasmas justo en el momento de llegar a un lugar donde ha habido apariciones. Sino cuando las personas que quieren verlos llevan mucho rato en guardia. Lo que les provoca un estado de ansiedad y cansancio que les haría ver lo que quieren ver.

Otra explicación científica para los fantasmas sería que esas visiones son provocadas por trastornos del sueño. Así, una parálisis del sueño podría provocar que una persona creyera estar viendo un fantasma. Este trastorno se produce cuando ya has despertado pero tu cuerpo sigue paralizado como si siguieras dormido. Esto provoca alucinaciones. Por ello los científicos creen que los fantasmas que se ven cuando estamos dormidos serían una alucinación provocada por la parálisis del sueño.fantasmas

Los defensores de la existencia de fantasmas apuntan que existen demasiados testimonios de personas que han visto uno de estos fenómenos. Y en partes del mundo tan alejadas que no pueden ser producto de la mente humana. Además, aducen, desde el principio de los tiempos, el hombre ha creído en la existencia de fantasmas. Ya en los primeros textos sumerios que se conservan se hace referencia a los fantasmas, así la Epopeya de Gilgamesh recoge como el fantasma Endikú se presentó ante Gilgamesh.

También egipcios, griegos y romanos creyeron en fantasmas. En todas las culturas ha habido personas especiales  capaces de verlos y comunicarse con ellos. Son los médiums, ashanes, chamanes….

El origen de los fantasmas

Con la llegada de los avances tecnológicos, muchos investigadores de lo oculto han querido demostrar la existencia de los fantasmas, y contactar con ellos mediante diferentes medios. Desde grabaciones de casete, mp3 y otras fuentes de sonido, conocidas como psicofonías hasta psicoimágenes. Imágenes más o menos nítidas de fantasmas obtenidas con ordenadores, receptores de radio o monitores de televisión. Pese a lo que han captado, la comunidad científica y gran parte de la sociedad sigue sin creer en fantasmas.

Según los defensores de la existencia de fantasmas, el ser humano está formado por dos cuerpos. El cuerpo físico y el cuerpo etéreo o astral. Este último englobaría la mente, los sentimientos y el espíritu humanos. Cuando una persona fallece el cuerpo físico pierde unos 150 gramos. Muchos presuponen que se podría tratar del peso del cuerpo astral ya que se ha comprobado que esa pérdida de peso es común en todos los fallecidos. Y no se debe a ninguna causa aparentemente explicable. Como podría ser una pérdida de volumen de aire en los pulmones o de fluidos corporales.

fantasmasEl cuerpo astral puede «despedirse» de sus seres queridos y recorrer el mundo físico. También puede volver a los hechos que experimentó en vida. Si le ha quedado algún conflicto por resolver o alguien de quien despedirse, el cuerpo astral se queda en este mundo en forma de fantasma. Una vez que hace lo que tenía pendiente, el cuerpo espiritual asciende a la dimensión luminosa. Esta dimensión es la que se vislumbra en los viajes astrales y en las experiencias pre-muerte. El cuerpo astral se desprende de sus partes mental y emocional que forman lo que se conoce como fantasma o espíritu desencarnado. Al no tener ya su espíritu esencial que ha ascendido a la dimensión luminosa comienza a desgastarse y desaparece.

Por qué aparecen los fantasmas

El fantasma piensa recuerda y se puede manifestar y actuar en nuestro mundo físico. Para ello se sirve de un médium, una casa encantada o una persona sensible. Cuando se manifiesta de algún modo es porque le ha quedado algo pendiente. Pero también porque debe cumplir una promesa, instruir o inspirar a un ser humano vivo o conseguir través de los vivos, lo que no puede conseguir como muerto.

Llega un momento en el que el cuerpo mental se despega del cuerpo emocional, y se reúne con el cuerpo espiritual. Ya sea para vivir en el más allá o para renacer en la Tierra. Dejando así al cuerpo emocional solo. Este cuerpo emocional se convierte, al perder la capacidad de pensar y razonar, en un fantasma emocional. Lo que significa que sólo actúa por deseos y emociones. Sin saber qué hace ni qué que quiere. Dependiendo de sus emociones actuará para bien o para  mala sobre los seres vivos. A veces sólo se dedica a vagar e impresionar a las personas sensibles. Pero en otras ocasiones llega a causar verdaderos problemas a los vivos. Estos fantasmas son los más comunes  por lo que las religiones de todos los tiempos han considerado a los fantasmas seres perversos y malignos.

Como veis hay opiniones para todos los gustos acerca de los fantasmas. Y vosotros ¿habéis experimentado algún tipo de aparición o conocéis a alguien que la haya vivido? Dejadnos vuestras historias en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *