Fabrica tus propias velas para rituales

velas para ritualesEs muy común usar velas en cualquier trabajo de magia ya sea como elemento integrante del mismo o para purificar y crear una atmósfera apropiada. Si quieres hacer algún ritual o conjuro vas a necesitar velas por lo que te vendrá muy bien saber cómo fabricarlas. Es cierto que en infinidad de lugares puedes comprar velas para rituales. Incluso, en algunas tiendas las personalizan a tu gusto. Pero si las haces tú mismo la carga de energía que les transmitirás las hará mucho más potentes.

Las escuelas esotéricas aconsejan que, siempre que se pueda, uno mismo fabrique los objetos necesarios para el ritual que vaya a hacer. De esa manera se dedica más tiempo y atención al ritual lo que es indicativo de la motivación personal. Pero además esos objetos se cargan con tus pensamientos y vibraciones personales por lo que les trasmitirás tus deseos de conseguir que el ritual funcione. Convirtiéndose así en una herramienta muy personal.

Las velas para rituales, como velas esotéricas que son, tienen el poder de transmutar las energías de su entorno en energía luminosa. Esa energía es la que conecta el plano material con el plano etérico. Es decir, las fuerzas de la tierra con las fuerzas del Universo. Las velas que vas a fabricar podrás usarlas para que te ayuden a mejorar cualquier aspecto de tu vida. La suerte, el amor, la salud, lo que desees. Y es que las velas esotéricas son una vía de comunicación con las energías positivas del cosmos.

Antes de crear tus propias velas

Fabricar velas para rituales no es complicado. El procedimiento es el mismo que para hacer artesanales con dos diferencias. Debes tener en cuenta para qué la vas a utilizar y que, una vez fabricadas, tienes que consagrarlas y vestirlas. Si no, serán velas corrientes. Si no recuerdas cómo se hace, haz clic aquí. Lo mejor de todo es que podrás personalizarlas según tus necesidades energéticas y espirituales y fabricar tantas como quieras

Dependiendo del uso que vayas a dar a tus velas para rituales, tendrán que tener una forma, un color y un aroma determinado. Por ejemplo, si vas a hacer un ritual pidiendo prosperidad, la vela deberá tener forma de espiral y ser de color verde. Un aroma que le irá muy bien es el de la canela que atrae el dinero. Pero si quieres realizar un ritual abrecaminos necesitarás darle forma de llave. Podrás colorearla en rojo o verde pero nunca en negro.

Elementos de las velas para rituales

Una vez sepas para qué vas a usar tu vela, debes decidir qué materiales usar. Una vela esotérica está compuesta por la cera, el pábilo o mecha, el colorante y el aroma. 

velas para rituales

Para fabricarla, además de lo anterior, vas a necesitar un molde, un termómetro y una varilla o aguja de tejer para determinar el lugar que ocupará la mecha. También unas tijeras y una guía con un par de agujeros. Se suele usar una chapa de metal. Con ella se centra la varilla en el molde. Cuando se habla de cera para fabricar velas es posible que pienses directamente en la cera de abeja. Aún así existen más variedades que pueden serte útiles. Hay ceras de origen animal como la de abejas, la estearina o la lanolina. Las hay de origen vegetal como la carnauba o la candelilla aunque se usan más en la industria cosmética. Y también de origen mineral como la parafina.

Qué cera escoger

La cera de abejas es una sustancia de color amarillo intenso y olor a miel. Para hacer velas con cera de abejas es necesario someterla a un proceso de filtrado y purificado. Aunque puedes comprarla ya preparada. Se suele vender en láminas finas. La ventaja de hacer velas con cera de abejas es que es un material natural no tóxico y no alergénico. No emite gases perjudiciales y no ensucia el aire. Las velas de cera de abeja despiden un humo blanco muy tenue y duran más. El problema es que una vela hecha toda de cera es difícil de desmoldar y manejar.

La estearina, otra cera de origen animal, proviene del sebo o grasa. Es de color blanco y no tóxica. Se suele usar mezclada con cera de abejas. Un 10% de estearina y un 90% de cera de abeja. Así es más fácil desmoldar las velas. Puedes hacer tú la mezcla o bien comprar cera ya mezclada. La estearina también se puede añadir al colorante antes de mezclarlo con la cera. Así, el colorante se mezcla mejor.

La cera de origen mineral más conocida es la parafina. Es la que más se utiliza por su relación calidad-precio. Es una mezcla de hidrocarburos saturados procedentes del petróleo. Es sólida a temperatura ambiente, blanca y sin olor. Se derrite fácilmente, absorbe muy bien el tinte y el aroma por lo que permite personalizar las velas a tu gusto. El problema es que la parafina en espacios cerrados puede ser nociva para la salud. Cuando la parafina arde emite vapores de benceno y tolueno, lo que perjudica a las personas con sensibilidad química, alergias o asma.

velas para ritualesMoldes, colorantes y perfumes

Los moldes son fundamentales a la hora de hacer velas. Bien es verdad que antiguamente se hacían sin molde. Se preparaba un agujero en un suelo y se vertía dentro la cera derretida. Usar un molde es mucho más práctico y sencillo. Los hay acrílicos, de metal y de silicona. Hay una gran variedad de diseños, formas y tamaños. También puedes improvisar moldes simples con objetos como envases de yogur, vasos, copas, cartones de leche, tapas de aerosoles, etc. Los moldes de silicona son resistentes, duraderos y antiadherentes. Y además son baratos por lo que son los más recomendables.

Para darle color a tus velas deberás usar colorante líquido. Son los más sencillos de utilizar. Solo tienes que añadir unas gotas a la cera o parafina fundida y se teñirá del color deseado. Ten cuidado porque los colorantes dejan manchas en la piel y en la ropa que son difíciles de quitar. El colorante se compra en tiendas especializadas. Deberás especificar que lo quieres para colorear velas.

Para darle aroma a tu vela usa aceites esenciales, le darán un olor agradable y potenciarán la energía positiva para tu hechizo. La intensidad del perfume es cuestión de gusto. Empieza con pequeñas cantidades, aumentándolas paulatinamente hasta alcanzar el resultado deseado.

Otros elementos de tus velas para rituales

La mecha es una parte esencial de tu vela. Suelen ser de algodón trenzado. Su grosor dependerá de la longitud y el diámetro de la vela. Un pábilo demasiado fino se ahoga en la cera derretida. Uno demasiado grueso humea por la falta de combustible. Las mechas pueden hacerse en casa pero es mejor comprarlos en una tienda especializada donde te aconsejarán acerca de cuál es el más adecuado para tus necesidades.

El termómetro también es una herramienta importante pues la cera debe alcanzar una temperatura concreta. Tiene que estar graduado hasta 150°C, por lo que los termómetros clínicos y de ambiente no sirven. Se pueden conseguir en negocios especializados y en droguerías.

Aunque necesitas algunos elementos y debes escogerlos bien, lo cierto es que fabricar tus propias velas para rituales hará que estos sean más efectivos y rápidos. En una próxima entrada te daré algunas recetas para que crees tus propias velas. Te espero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *