Elementos rituales. Aprende a hacer atados purificantes

atados purificantesLa mejor manera de evitar que las energías negativas del entorno nos afecten es realizando limpiezas periódicas tanto del hogar como del lugar de trabajo. No solemos pensar mucho en ello, pero, durante el día por nuestro lado pasa mucha gente y no toda tiene buenas intenciones o están de buen humor. Parte de la energía que portan se queda en el espacio por el que pasan lo que nos acaba afectando. Es típico realizar limpiezas o limpias en fechas de alta potencia espiritual como San Juan o Nochevieja pero cualquier momento es bueno si crees que la energía negativa puebla tu casa. Una de las maneras más sencillas de realizar una limpieza es quemando atados purificantes.

Estos atados son un conjunto de hierbas atadas con un cordón de fibras naturales que sirven para purificar personas o lugares. Además, equilibra, resulta fresco y estimulante, a la vez que calma la ansiedad e invita al relax. Por ello, además de usar los atados purificantes para limpiar el ambiente, se usan también para contrarrestar los efectos de la ira, la amargura o la tristeza.

No puede usarse cualquier planta para los atados purificantes, solo aquellas con propiedades específicas que ayudan a purificar entornos y personas. También las que combaten el mal humor, protegen de los malos espíritus,  alejan a los enemigos y atraen prosperidad y riqueza. Además la mayoría de plantas de los atados purificantes favorecen la comunicación con los espíritus y divinidades y facilitan los procesos de interiorización. Por ello es muy recomendable quemarlas antes de hacer cualquier ritual o conjuro.

Hierbas para atados purificantes

Los atados pueden ser de una sola hierba o de una combinación de ellas. Lo mejor es hacerlos de hierbas en número impar. Los números impares tienen relación con la parte espiritual del ser humano lo que potenciará las energías de las plantas al ser sahumadas.  Una de las hierbas más usadas en los atados es la hierbabuena puesto que además de ser altamente limpiadora, aleja la energía negativa y atrae el dinero y la prosperidad. Por su parte, el romero ayuda a eliminar energías densas o negativas igual que la salvia blanca que purifican ambientes y personas. La albahaca protege de entornos negativos.

Si a tu atado le añades menta y lavanda, además de limpiar el lugar, atraerás clientes a los negocios y armonía al hogar. La manzanilla ayuda a combatir la irritabilidad y el mal humor. La ortiga aleja a los enemigos, el eucalipto blanco protege contra los malos espíritus y la cola de caballo atrae el dinero. Las hierbas que nunca pueden faltar en tu atado son el palo santo y la ruda pues tienen un gran poder espiritual. El palo santo limpia energías negativas, aleja malos espíritus y atrae la buena suerte. Y la ruda rompe hechizos y limpia energías negativas, males de ojo y envidias.

Cómo hacer atados purificantes

Los atados purificantes realizan la misma función que los inciensos, la diferencia es que los atados puedes hacerlos tú mismo. En cambio, hacer inciensos caseros es complicado porque algunos ingredientes son difíciles de conseguir. Los atados son fáciles de hacer, ecológicos y muy eficaces. Como ya he dicho, puedes usar una sola hierba o una combinación de ellas. Solo fíjate en que estén bien secas.atados purificantes

Para hacer tu atado vas a necesitar las hierbas, unas tijeras y cordón de fibras naturales. Los más usados son los de algodón o yute. Necesitarás un trozo que sea por lo menos cuatro veces el tamaño de las plantas. También necesitarás un recipiente de metal, cerámica o una concha de abulón que harán las veces de sahumador.

Junta las hierbas cuidadosamente, capa a capa, colocando en la base las hojas más grandes. Procura que los tallos estén al mismo nivel para que al unirlos te sea más sencillo. Haz un nudo simple en uno de los extremos del cordón y apriétalo alrededor de los tallos uniendo las ramas de manera compacta. Envuelve con el cordón las ramas firmemente en espiral hacia la parte superior del paquete. Acomoda y dobla las ramitas sueltas, metiéndolas debajo del cordón. Cuando llegues a la parte superior, entrecruza el hilo y regresa a la base. Ata el extremo suelto al nudo original en la base del atado de hierbas.

Para asegurarte de que las hierbas están bien secas, espera una semana antes de usarlo. El tiempo que puede tardar a secar correctamente dependerá de la época del año y de la humedad ambiental.

¿Cómo ahumar?

Sahumar un lugar o una persona con un atado purificante es muy sencillo. Coge tu atado y enciéndelo por un extremo. Debes encenderlo con cerillas de madera. Deja que arda durante 10-15 segundos y apaga la llama. Dirige el humo de las hierbas hacia la habitación o hacia ti mismo si quieres purificarte tú. No olvides pasar el humo por todas partes sin dejarte rincones y esquinas. Para que te sea más práctico y no llenes nada de ceniza puedes poner el atado encima de una concha de abulón u otro recipiente de cerámica o metal y dirigir el humo con la mano.

Atados purificantes más comunes

Si no tienes tiempo para hacer tus propios atados purificantes puedes comprarlos ya hechos y listos para usar. Solo asegúrate de comprarlos en una tienda de confianza para que estén en buenas condiciones ya que si las hierbas no están totalmente secas, el atado no se puede usar. Estos son los que puedes encontrar:

atados purificantesAtado de salvia blanca

Durante cientos de años la salvia blanca se ha considerado sagrada, limpiadora, purificante y protectora. Por ejemplo, las tribus nativas americanas usaban la salvia para protegerse de males y energías negativas. La quemaban justo antes de las ceremonias para atraer bendiciones de salud y prosperidad.

El humo que se desprende del atado de salvia blanca, al igual que el incienso, aportará al lugar serenidad y paz por lo que te será útil para meditar o descansar. Si vas a cambiar de domicilio, usa el atado de salvia blanca para limpiar el nuevo hogar de las energías de los antiguos ocupantes o de los obreros que la construyeron.

Normalmente, la salvia no debe apagarse. Se deja consumir hasta que se apague sola. Se apagará cuando haya acabado de limpiar las energías. A veces puede durar encendida pocos minutos y otras veces tardará mucho más en apagarse.

Atado de copal

El copal es una resina aromática vegetal proveniente de los árboles de la familia Burseraceae. El humo que desprende al quemarse fue usado por las culturas indígenas mesoamericanas como ofrenda a las deidades y como terapia para diferentes males físicos y espirituales. Por eso recibe también el nombre de néctar de los dioses. Actualmente se usa en medicina indígena mesoamericana. También  en gemoterapia para la limpieza de las piedras y para activar su poder de protección.

El atado de copal conecta a la persona con estados meditativos, mejorando nuestra concentración y estimulando nuestra creatividad. Además, al quemar este atado se activan los canales del cerebro que alivian la ansiedad y la depresión.

Atado de sangre de dragón

También muy usado por culturas nativo americanas, tanto del norte como del centro de América, la sangre de dragón o drago está indicado para purificar un espacio antes de realizar un ritual. Tradicionalmente los indios de América del Norte quemaban los atados purificantes de sangre de dragón en una concha de abulón, que representaba el agua. Introducían el carbón ardiendo representando el fuego, y al quemar la salvia en la concha, obtenían un humo blanco con un aroma único que representaba el viento.

Es muy útil  para romper hechizos y exorcismos. También mejora el ánimo y aumenta la pasión. También se utiliza para la protección y el destierro de entidades no deseadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *