El orgón y las orgonitas

orgonitasEstamos acostumbrados a utilizar en nuestro día a día un número cada vez mayor de aparatos electrónicos. Ordenador, móvil, televisión, microondas… Aunque nos hacen la vida mucho más fácil también cargan el ambiente de energía estática y radiaciones. Estas afectan a nuestra salud y la de animales y plantas con las que convivimos. Las orgonitas pueden ayudarnos a contrarrestar sus efectos.

 El orgón, energía vital que se encuentra presente en la naturaleza y en el cosmos, puede identificarse con el chi de la cultura china o el prana de  la hindú. Es el flujo vital que impregna personas y ambientes. Es una energía cósmica, libre de masa que fluye a través de todos los organismos como fuerza vital. Se caracteriza por tener movimiento, pulsación, radiación y superimposición. El orgón es la fuerza motora del orgasmo, es de color azul, medible y omnipresente.

Un poco de historia

 En los años 30 del siglo pasado el médico, inventor y psiquiatra Wilhelm Reich detectó y midió por primera vez una energía presente en el universo, conocida hoy en día como éter. Esta energía podía transformar las radiaciones negativas en positivas. Le dio el nombre de orgón ya que la primera vez que pudo medir su potencia fue a través del orgasmo de una pareja.  Diseñó un experimento en el que dos personas llevaban electrones conectados para medir la energía que desprendían al realizar el acto sexual.

Según el Dr. Reich existen tres tipos de orgon; el de carga negativa(DOR) que es dañino para nosotros. El orgón con carga positiva(POR) que es el que nos beneficia. Y el orgon de carga neutra (OR). Cuando el orgón es estable y está en equilibrio, es completamente saludable y se le llama Orgón Positivo (POR/Positive Orgon). Cuando la energía de orgón natural se transforma en energía estancada recibe el nombre Orgón Muerto (DOR/Deadly Orgon). Y es el que provoca decadencia, estancamiento y muerte.orgonitas

Para combatir el DOR (orgón negativo) Wilhem se sirvió de las orgonitas. Unos dispositivos capaces de transmutar el orgón negativo en positivo. Además, limpian el ambiente de radiaciones negativas producidas por elementos electrónicos y elementos naturales perjudiciales por sus radiaciones. Las orgonitas son excelentes generadores de ondas orgónicas positivas que dejan sentir sus efectos sobre la salud, el entorno y cualquier ser vivo. Son muy utilizadas en diferentes terapias naturales o por sí solas.

 Qué son las orgonitas

Las orgonitas funcionan como barreras protectoras que invierten las ondas negativas en positivas, beneficiosas para la salud física y mental. Inspira en el ambiente una sensación de optimismo y de energía positiva. Lo que ayuda al desarrollo estable de todas las formas de vida. Son muy útiles para combatir el insomnio y para potenciar las facultades psíquicas innatas. Y lo más importante, mejoran el flujo de energía en el cuerpo y actúan previniendo cualquier desorden a nivel físico o emocional causado por energías densas. El ser humano tiene su propio campo electromagnético. No olvides que el organismo genera energía en todo proceso vital. Además, una gran parte del hombre son minerales. Por ello es natural que las orgonitas también tengan efectos benéficos sobre nuestro cuerpo y no sólo sobre el entorno.

Además de ser una barrera contra la energía electromagnética negativa, las orgonitas pueden generar orgón. Sobre todo, cuando se estimulan con otras fuentes de energía, como el sonido, la luz, la electricidad o el movimiento. La gran ventaja de las orgonitas es que son elementos pasivos. Es decir, no dependen de otra energía para funcionar y su duración es ilimitada. No necesitan recargas o recambios. Además, al ser de amplio espectro, permiten actuar sobre una gran cantidad de radiaciones electromagnéticas de distinta longitud de onda.

orgonitasCómo funcionan las orgonitas

Las orgonitas están compuestas por una mezcla de briznas de metal, cuarzo y resina de poliéster en cantidades más o menos iguales. Se suelen construir en forma de cono o pirámide y de un tamaño parecido al de una taza de café. Las virutas de metal de estos dispositivos atraen las ondas electromagnéticas del ambiente. Y las dirigen al interior del dispositivo de orgón. Estas ondas desvitalizadas llegan al cuarzo que las recarga de electrones. Es decir, de energía vital. La resina orgánica retiene en el interior de las orgonitas la energía negativa facilitando al cuarzo hacer su trabajo. Así, gradualmente, las orgonitas van limpiando y filtrando la energía de su alrededor. Se crean, por tanto, ambientes más agradables y positivos. Además, si las llevas encima, se formará a tu alrededor una barrera que la energía negativa no puede penetrar.

Como con cualquier otro dispositivo que promete limpiar y descongestionar el ambiente, existen opiniones a favor y en contra de su utilización. Para muchas personas las orgonitas no son más que una patraña para sacar dinero a los incautos, pero para otras, son fuente de salud y bienestar.

Existen estudios científicos a favor del uso de las orgonitas, como el de la Universidad de Marburg realizado en 1986 y que demostró que el tratamiento durante 30 minutos utilizando un acumulador de orgón (orgonita), generaba efectos psicofisiológicos medibles y por tanto reales.  Mientras que los detractores del doctor Wilhelm, como el famoso físico Albert Einstein, afirman que es imposible probar científicamente la existencia del orgón y por lo tanto la eficacia de las orgonitas.

¿Tú qué piensas? ¿Las has usado? Déjame tu opinión en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *