Curas feng shui básicas

Curas feng shuiEl arte del feng shui se basa en el ordenamiento equilibrado de los espacios para que la energía Chi pueda fluir sin obstáculos. Consiguiendo así, un entorno que atrae la paz, la felicidad y la prosperidad. Dicho de esta manera suena muy bien pero a menudo es complicado poner en práctica los principios del feng shui. No siempre se puede disponer del espacio ideal. Hay que intentar encontrar el equilibrio de los espacios de los que disponemos. Porque aunque uno quiera a menudo no es posible modificar ese espacio.

Cuando una habitación de tu oficina o de tu casa no puede adaptarse a los dictados del feng shui aparece el mal feng shui. En ese caso, el Chi se estanca y no fluye correctamente lo que atrae la tristeza, los problemas y la escasez. Si este es tu caso puedes minimizar los efectos del mal feng shui y potenciar los efectos positivos con las curas feng shui.

Las curas feng shui son pequeños arreglos que cualquiera puede realizar para equilibrar la energía de un espacio. Consiguiendo que la energía Chi se expanda por todo el lugar. Lo que ayudará a  atraer la prosperidad a nuestros hogares y negocios. En general, las curas feng shui se aplican para armonizar las energías que nos rodean. También para sintonizarlas con nuestras vibraciones interiores lo que trae el equilibrio energético.

Existen dos tipos de curas feng shui, las asociadas a las estrellas volantes de cada año y las curas básicas. De éstas últimas es de las que hablaré. Se llaman curas básicas porque pueden aplicarse en cualquier momento y en cualquier lugar. Siempre que sea necesario potenciar en buen feng shui.

Curas Feng Shui básicas

Existen una serie de elementos que sirven para potenciar el buen feng shui de un espacio y a la vez contrarrestar el mal feng shui provocado por las llamadas flechas envenenadas. Reciben este nombre todos aquellos “accidentes” arquitectónicos que provocan que el Chi se estanque. Por ejemplo, los pasillos oscuros y estrechos o las vigas de madera. Los elementos que forman las curas feng shui atenuarán los efectos negativos de las flechas envenenadas. Algunos expertos consideran que existen 9 categorías de curas feng shui básicas. Intentaré analizar las más importantes.

Refractores de la luz

Los objetos luminosos o refractores de la luz son una de las curas fengcuras feng shui shui básicas. Se utilizan sobre todo para rechazar las energías agresivas del entorno. Al ser refractores de luz y energía transforman el Chi negativo o Sha Qi y lo dispersan. Se convierten así en una fuente de potencia y energía positiva. Entre los objetos refractores de la luz destacan los espejos y las bolas de cristal facetadas. Como objetos luminosos destacan las lámparas y demás apliques lumínicos.

Estratégicamente colocado, un espejo sirve para recuperar zonas ausentes y activar sectores débiles. Pero también ayuda a suavizar formas agresivas, ampliar espacios reducidos y desviar energía negativa.

Las bolas de cristal facetadas son parecidas a las bolas usadas por los videntes para ver el futuro pero en vez de ser lisas, están formadas por pequeños cristales. Estas bolas ayudan a resolver simbólicamente los desequilibrios de diseño. Contrarrestan los efectos causados por obstáculos como escaleras y zonas con demasiados ángulos. A la vez realza las posiciones del bagua.

El sonido y el movimiento como cura feng shui

Otra de las curas feng shui básicas es el uso de sonidos producidos principalmente por carrillones o sonajeros de viento y campanitas. El viento es uno de los cinco elementos base del feng sui por lo que los sonajeros de viento son importantes a la hora de atraer la abundancia económica. Esto se debe a que atraen el chi propiciando la llegada de la abundancia. Los sonajeros o carrillones de viento están formados por tubos de metal de tamaños descendentes. Estos se sujetan por la parte superior al techo con una cinta roja. Al hacer sonar el carrillón estarás llamando al dinero.

Los objetos móviles se utilizan como cura feng shui si un espacio está bloqueado por algún obstáculo que no puede suprimirse. O también para contrarrestar la energía negativa provocada por el desorden. Por ejemplo, serían muy útiles en una sala de visitas por la que pasa mucha gente. Normalmente en esos espacios las sillas se quedan mal puestas y las revistas muy desordenadas. También funcionarían en la entrada de una casa que tuviera una columna de carga que impidiera abrir la puerta del todo.

Los objetos móviles como un molinete, una fuente o un móvil que no produzca sonidos activan la energía Chi y eliminan simbólicamente los obstáculos que del entorno. Y eso debido a que además llama la atención sobre sí mismo desviándola de los puntos con mal feng shui. Es decir, si en una sala muy desordenada colocas una fuente o un móvil, la atención de los que entren se dirigirá a esos objetos. Por lo que el desorden será menos tóxico. Se consideran también objetos móviles las escaleras mecánicas y las cintas transportadoras.

Seres vivos como cura feng shui

Otra de las curas feng shui más importantes y más fáciles de usar son los seres vivos. Sobre todo plantas, flores y peces. Las plantas y las flores simbolizan la naturaleza, la vida y el crecimiento. Por ello distribuyen el chi nutritivo por una estancia. En el lugar en que una planta o flor prospere y crezca también lo harán las personas.

curas feng shui

Las plantas son agradables a la vista, siempre que estén verdes y saludables. Es importante que te esmeres en su cuidado. Colócalas de forma que reciban la cantidad de sol que necesitan para estar fuertes y hermosas. Colocadas a ambos lados de una entrada crean y atraen el chi. En el interior y el exterior de restaurantes y tiendas son sutiles faros que atraen el dinero y los clientes. Tanto las plantas como las flores deben ser naturales. Las artificiales atraen la tristeza y los problemas.

Al igual que las plantas las peceras y los acuarios son símbolos de vida y crecimiento. Estas simbolizan el mar y la vida que él contiene. Además de representar al elemento agua, otro de los cuatro elementos base del feng shui.

Acuarios, peces y fuentes

Las fuentes con peces son una gran cura feng shui ya que mueven el agua, regeneran la energía y atraen el dinero con su movimiento. En lugares cerrados y sin vida es recomendable colocar un acuario para propiciar el chi nutritivo y proveedor de dinero. Esta es la razón por la que en la mayoría de restaurantes chinos puedes encontrar una fuente con peces o un acuario. Lo habitual es que haya, como mínimo, un pez negro (telescópico) y ocho rojos dorados (cabeza de león).

En una oficina o negocio las peceras también se pueden usar para absorber la mala suerte y los accidentes. Pero hay que tener cuidado de sustituir rápidamente los peces que mueran. El mejor lugar para colocar un acuario es cerca de la entrada de la casa o negocio. Por la parte exterior de la entrada o por la interior. Si en tu casa no puedes poner acuario o fuente con peces sustitúyelos por cuadros o jarrones con peces.

La simbología de los peces está relacionada con la energía del agua. El agua es un elemento que da vida, símbolo de la abundancia. Mientras que los peces son un alimento, por lo que se los asocia con la salud, la riqueza y la prosperidad.

Los peces, además, simbolizan la fidelidad y la buena compañía. Ya que muchos de los peces nadan en parejas. Por esa razón, muchas de las curas feng shui incluyen dos peces nadando. Sean dibujados, pintados o esculpidos las parejas de peces atraen el éxito en el amor y el matrimonio. En un acuario también es recomendable poner los peces en parejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *